www.elboletin.com
Edición testing    16 de julio de 2019

Hospitales públicos madrileños

Madrid

En 2017, según datos oficiales, el centro pasó de 1.268 camas instaladas a 1.256. Año tras año pierde camas, mientras sus urgencias se disparan y sus ingresos crecen.

El Hospital 12 de Octubre continúa perdiendo camas. El centro público madrileño contó en 2017 (últimos datos disponibles) con una nueva reducción de camas instaladas. En concreto, se perdieron 12 camas: se pasó de 1.268 a 1.256. Se trata del dato más bajo desde que la Comunidad de Madrid facilita cifras.

Cierre de camas

Mientras, el número de ingresos y de urgencias hospitalarios se han disparado año tras año desde que en 2015 el ‘nuevo PP de Cifuentes’ subió al poder.

Los mensajes de recuperación económica brotan a lo largo y ancho del país. En la Comunidad de Madrid no son menos. Sin embargo, esa misma suerte y ese crecimiento no se repite en el número de camas que tienen los hospitales públicos madrileños. La crisis se llevó recursos y profesionales en la sanidad pero una vez pasado lo peor –según las autoridades- , los recortes se mantienen.

Cierre de camas

En el último año, los grandes hospitales tenían 6.799 camas instaladas, pero el promedio de camas funcionando realmente era de 5.910.

El cierre de camas ha sido una de las tónicas protagonistas en la sanidad pública con la crisis económica. A la pérdida de profesionales, se le ha sumado la deshabilitación de camas hospitalarias. Algo que la sanidad madrileña ha seguido viviendo en 2017, pese a las intensas voces institucionales aplaudiendo la recuperación económica.

Sanidad

En este inicio de año, trabajadores de los hospitales Ramón y Cajal, La Princesa, La Paz, el 12 de Octubre y el Gregorio Marañón han estallado ante la saturación de sus Urgencias.

El patrón se repite año tras año: los servicios de Urgencias de los hospitales alcanzan los picos de saturación con la llegada de la gripe. O al menos ese es el argumento que sale desde las altas esferas sanitarias. Sin embargo, los comunicados de trabajadores y sindicatos viran en otra dirección: el problema no es la gripe, es la falta de acción para reabrir camas y contratar a más personal. Y en las últimas semanas las denuncias de los profesionales se están desbordando, sobre todo en los grandes hospitales de la Comunidad de Madrid.

Sanidad

Recientemente se ha creado la Plataforma en Defensa del Hospital de Getafe que reclama mayor personal y que se abran las camas que se han perdido en los últimos años.

“Después de 27 años las cosas han cambiado”. El tiempo no pasa en balde para el Hospital de Getafe. Y no solo lo que es el tiempo. O al menos así lo ve la reciente constituida Plataforma en Defensa del Hospital de Getafe: “El deterioro y cierre de actividades se debe a una política gubernamental que desmantela la sanidad pública para seguir privatización nuestra sanidad”.

Sanidad

Eulen gana el nuevo concurso a pesar de contar con numerosas denuncias por el servicio que lleva ofreciendo en el hospital desde 2015.

Una bajada del 23% sobre el precio de licitación ha provocado que nada cambie en el Hospital de Getafe. Eulen se ha vuelto a adjudicar el contrato de mantenimiento de los ascensores del centro. Ya se encargaba del servicio. Las quejas, así como las denuncias sobre su gestión estuvieron muy presentes con el anterior contrato. Ahora con el nuevo, la situación no se ha revertido. Sin ir más lejos, la pasada semana, se descolgó uno de estos ascensores con una celadora y un paciente.

Sanidad

El personal del servicio denuncia la falta de profesionales y de material, el colapso habitual que se vive y el deterioro de las infraestructuras. El centro lo niega.

El vaso se colmó hace bastante tiempo, pero el día a día no da tiempo ni para limpiar lo derramado. El servicio de urgencias de un hospital es así. Y en el de La Paz de Madrid no se trata de una pequeña gota. Algunos de sus profesionales hablan de todo un mar de problemas, que empezó a desbordarse hace años. “Llevaremos así cinco o diez años. Desde el inicio de los recortes, allá por 2010, todo ha ido a peor”, denuncian. La falta de personal, de material y el deterioro de las infraestructuras se han convertido en un problema crónico, tal y como apuntan a EL BOLETÍN.

Sanidad

El director general de Gestión Económica-Financiera del SERMAS asegura que elevar responsabilidades es labor de la Intervención General. Desde Podemos le desmienten.

Madrid tiene un problema con los contratos de mantenimiento de electromedicina. O al menos así lo ha podido constatar EL BOLETÍN y las denuncias llevadas al Parlamento madrileño. La portavoz de Sanidad de Podemos, Mónica García, ha denunciado en la Asamblea de Madrid las irregularidades detectadas por la Intervención General en esta cuestión. De hecho, la diputada ha ido más allá y se ha preguntado si el Gobierno de Cristina Cifuentes tendría algún tipo de responsabilidad a la hora de “mantener en el cargo a las Gerencias que han permitido estas contrataciones”.

Sanidad

Los trabajadores de los hospitales facilitan fotos de zonas cerradas y sin rastro de obras, pese a las palabras del consejero de Sanidad.

“Este verano invertimos 10,5 millones para mejorar las infraestructuras de 25 hospitales de la red y el Centro de Transfusión”. Este fue el anuncio que lanzó la Comunidad de Madrid el pasado 19 de julio. Una serie de trabajos que la Consejería de Sanidad ha ordenado realizar “aprovechando la reducción de la presión asistencial y evitando molestias a familiares y pacientes”. Sin embargo, el cierre de camas históricamente no solo se da por la baja afluencia que alegan los gobiernos sino también por la falta de personal, así como, obviamente, por las reformas que se realicen en una planta o zona concreta de los hospitales. Algo que este verano ha cambiado. O esa es la versión oficial.

Sanidad

De 2012 a 2016, los hospitales de gestión privada como la Jiménez Díaz o el Rey Juan Carlos han aumentado la atracción de pacientes en un 257% y un 519%.

“La libertad es el valor esencial y el principio organizador de toda sociedad avanzada y necesita para su ejercicio efectivo materializarse en realidades concretas”. De esta manera, Esperanza Aguirre daba el pistoletazo de salida a una de sus medidas más sonoras en la sanidad madrileña cuando la dirigía: la libre elección. Varios años después de que la Asamblea de Madrid –con mayoría absoluta del PP- diese su visto bueno, los datos oficiales desvelan que esta fórmula tiene un gran beneficiario (como alertaron desde la Marea Blanca): las empresas privadas que mantienen conciertos con la sanidad pública.

Sanidad

De 2015 a 2016 se perdieron 501 camas instaladas bajando, por primera vez desde 2010, de la barrera de las 15.000 unidades.

Los hospitales madrileños ven cómo los presupuestos autonómicos de los últimos años viran en una dirección y el día a día en otro. Mientras que la partida sanitaria aumenta respecto al año anterior, lo que acaba llegando a los centros (sobre todo si son 100% públicos) va en sentido contrario. Así ha pasado en las cuentas de 2017 donde se ha recortado para estos hospitales plenamente públicos más de lo que se destina para arreglarlos y así se vio en 2016 donde se perdió el mayor número de camas desde el inicio de los recortes.

Comunidad de Madrid

La llegada de julio dispara el cierre de estas camas, algo que notarán en el Hospital de Móstoles y en el Ramón y Cajal.

Si las bicicletas son para el verano, tal y como señaló Fernando Fernán Gómez, el cierre temporal de camas en los hospitales públicos también. Y es que la llegada de esta estación no viene sola: con ella comienza el goteo de centros hospitalarios que van cerrando camas durante julio, agosto y septiembre. Algo de lo que los profesionales no dudan en alertar al conocer las consecuencias: “La demanda sigue alta a lo largo de todo el año, lo que genera colapsos y retrasos en las listas de espera”.

Comunidad de Madrid

PSOE y Podemos en la Asamblea de Madrid calculan que los sobrecostes por la prestación de servicios no sanitarios pueden ser hasta del 658%

Parte de la oposición a Cristina Cifuentes en la Comunidad de Madrid ha puesto el ojo en los cánones millonarios ideados por Esperanza Aguirre para siete grandes hospitales de la región. PSOE y Podemos cifran en “hasta un 658%” los sobrecostes que Sanidad paga a las empresas privadas por explotar los servicios sanitarios de estos siete centros.

Sanidad

Se han detenido 18 operaciones. La plaga fue detectada el pasado miércoles. Se espera que se recupere la normalidad este martes.

Los incidentes en los hospitales públicos madrileños no se detienen. Las escenas de derrumbamientos de techos, de zonas inundadas y de basura en algunas plantas han estado presentes a lo largo de los últimos meses. Sin embargo, el Hospital General Universitario Gregorio Marañón ha vivido este lunes un parón en las cirugías programadas en sus quirófanos de la primera planta por algo que no se había sufrido en las últimas fechas: por una plaga de cucarachas.

Sanidad

El exconsejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid reclama que el modelo de gestión privada de servicios público debe “extenderse a otros ámbitos de la Administración”.

Las dudas sobre la fórmula del canon que impulsó el Gobierno de Esperanza Aguirre en la construcción de los hospitales de gestión privada siguen en la Asamblea de Madrid. Después de la comparecencia del exconsejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid entre finales de 2003 y mediados de 2007, Manuela Lamela, el turno ha llegado para su sucesor hasta marzo de 2010: Juan José Güemes.