www.elboletin.com
Edición testing    22 de noviembre de 2019

Derecho a la vivienda

Vivienda en alquiler

Conoce cuáles son los principales errores por los que no encuentras arrendatario para tu piso.

En 2019 hay más particulares alquilando o intentado alquilar un piso ya que la demanda de alquiler en el último año se ha incrementado un 56%, según el informe “Radiografía del mercado de la vivienda 2018-2019” realizado por el portal inmobiliario Fotocasa, lo que no quiere decir que todo se alquile, ni que los inquilinos puedan ni quieran seguir pagando los altos precios con subidas continuas que parecen no tocar techo. Sin embargo, algunos caseros siguen cometiendo errores de bulto que pueden hacer que su vivienda se ‘eternice’ con el cartel de ‘se alquila’, equivocaciones sobre las que Fichero de Inquilinos Morosos (FIM) alerta y que conviene no cometer sobre todo si lo quieres no es solo alquilar rápidamente sino también tener un buen inquilino, que esté satisfecho y que sienta la casa que alquila como su hogar “ya que así la cuidará como si fuera suya”.

Derecho a la vivienda

“Sin techo”, “sin vivienda”, “vivienda insegura” y “vivienda inadecuada”, cuatro categorías invisibles para las estadísticas inmobiliarias.

“Me quedé sin trabajo, el banco me desahució y ahora vivo en la calle. Lo peor es que parece que dejas de existir. Llegó un momento en que no me importaba nada”. El testimonio y el rostro de Sara, de 41 años, es el que ha utilizado Cáritas en los carteles diseñados para la Jornada de Personas Sin Hogar que se celebra el 27 de octubre, una campaña con la que quieren dar visibilidad a la experiencia de desarraigo que viven más de 40.000 personas que están en situación de sin hogar en toda España y en la que se ha elegido un rostro femenino con toda la intención y para destacar que el problema del sinhogarismo “afecta doblemente a las mujeres, quienes junto a una menor visibilidad en la calle, son mucho más vulnerables a sufrir agresiones y situaciones de violencia”.

Barcelona

Los vecinos han evitado el desalojo de seis familias en Poble Sec y el desahucio de una anciana de 71 años de su casa en el Gótic.

La presión ciudadana ha logrado impedir el desalojo de seis familias en un bloque de Poble Sec, en Barcelona, que fue ocupado hace dos años. Además, también en la capital catalana, la resistencia de los vecinos ha paralizado el cuarto intento de desahucio de Manuela, una vecina de 71 años que vive desde hace décadas en calle de Obradors, en el Gòtic.

Vivienda

Familias de Torrejón se unen a las de Vallecas y Carabanchel y organizan su “resistencia” para que Fidere renueve sus alquileres con el IPC.

Vallecas, Carabanchel y ahora Torrejón de Ardoz. Cada vez más inquilinos de las viviendas públicas que Ignacio González y Ana Botella vendieron a fondos buitre se rebelan contra las subidas de alquileres que les trata de imponer su nuevo casero al considerarlas abusivas. El motivo: muchos de los vecinos accedieron a esas casas cuando pertenecían a la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo de Madrid (EMVS) o al Ivima, y se les adjudicaron precisamente por su situación económica, por lo que no pueden pagar las nuevas rentas, con subidas de hasta el 80% que les exige ahora la socimi Fidere, perteneciente al fondo de inversión Blackstone.

Argumosa 11

El Consistorio comunica a los afectados que desde el lunes dejará de hacerse cargo del realojo provisional.

La Asamblea Bloques en Lucha denuncia que desde el lunes las familias desahuciadas el pasado 22 de marzo de su casa en Argumosa 11 se quedarán en la calle, ya que el Ayuntamiento de Madrid ha comunicado a estos vecinos que a partir del 1 de julio no seguirá haciéndose cargo del realojo provisional en el que las mantenía, es decir que no seguirá pagando las pensiones en las que se alojan.

Madrid

El miércoles deben declarar ante el juez los seis detenidos en el desahucio cuádruple de Argumosa 11

La historia se repite y más inquilinos de Lavapiés se enfrentan a la amenaza de ser ‘expulsados’ de su vivienda al finalizar su contrato de alquiler, ya que los nuevos propietarios de los edificios se niegan a renovarlos o, en caso de hacerlo, les exigen subidas de las rentas que no pueden pagar. Sin embargo, estos vecinos se resisten a dejar sus hogares y, como ya hicieron otros residentes de Lavapiés se han unido y han pedido ayuda a la Asamblea Bloques en Lucha para intentar -con ayuda de la movilización ciudadana- quedarse en sus hogares, resistiendo a la gentrificación y turistificación que sufre este barrio madrileño.

Desahucios

Aumentan las voces que exigen medidas urgentes tras el aumento de los desahucios a inquilinos

La desorbitada subida de los precios de alquiler sigue sumando víctimas, ya que crece el número de personas que son expulsadas de sus hogares por el impago de las rentas. Los datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) del primer trimestre de 2019 son contundentes: en España hubo un total de 10.224 desahucios por impagos del alquiler, una media de 113 lanzamientos diarios, por lo que cada día son más las voces que reclaman soluciones urgentes para evitar esta 'sangria'.

Vivienda

Pisos.com alerta que todavía en las grandes ciudades es “donde el ladrillo es más voraz respecto a la proporción de ingresos del ciudadano”.

En lo que respecta a la comunidad de Madrid, el precio medio de la vivienda de usada en el mes de mayo de 2019 es de 2.560 euros por metro cuadrado. Esta cifra supone una subida del 1,39% frente al pasado mes de abril, cuando el precio fue de 2.525 euros m2, mientras que el repunte con respecto a mayo de 2018 fue del 20,47%.

Tribunales

La juez tiene en cuenta el estado de necesidad de la pareja con un bebé, que intentó hacer el menor daño posible a la propiedad e incluso negociar un alquiler con el propietario.

El Juzgado número 3 de Ponferrada han archivado a instancias de la Fiscalía la causa abierta a una pareja con un bebé por haber ocupado una vivienda en dicho municipio leonés, al entender que era una “familia desamparada con un menor a su cargo que intenta hacer el menor daño posible a la propiedad e incluso negociar un alquiler del mismo con el propietario”.

Madrid

Los resultados electorales convierten en ‘papel mojado’ la promesa de los partidos de izquierdas de aprobar urgentemente estas normas.

Dos de las más importantes reivindicaciones vecinales: una ley autonómica de vivienda y una ley integral del juego para la Comunidad de Madrid vuelven a la casilla de salida tras el ‘descalabro’ de los partidos de izquierdas en las elecciones autonómicas, unos resultados que convierten en ‘papel mojado’ el compromiso que firmaron PSOE, Mas Madrid y Unidas Podemos de impulsar ambas normas con carácter de urgencia y teniendo en cuenta los criterios del movimiento ciudadano. Además, están en peligro otras importantes exigencias del tejido asociativo como el cierre de la incineradora de Valdemingómez, que se comprometió a realizar en 2025 Manuela Carmena, y que tras la no reelección de la alcaldesa puede no respetarse por el nuevo equipo de Gobierno.

Madrid

Un Juzgado ha fijado para el lunes el lanzamiento de una pareja con dos hijos menores.

Argumosa 11 vivirá un nuevo intento de desahucio el próximo lunes, sólo un día después de las elecciones, ya que esa es la fecha que un Juzgado ha fijado para el desalojo de una quinta familia de este edificio del madrileño barrio de Lavapiés, inmueble que se ha convertido -por obra y gracia de los activistas del derecho a la vivienda- en todo un símbolo de la lucha contra los desahucios, la gentrificación y la burbuja del alquiler.

Madrid

La situación de emergencia habitacional que vive Madrid entra en campaña y se anuncian “escraches electorales” contra PP y Ciudadanos.

El derecho a la vivienda ha entrado definitivamente en la campaña para las elecciones del 26 de mayo en la Comunidad de Madrid y lo ha hecho con palabras mayores, ya que PSOE, Unidas Podemos y Más Madrid se han comprometido por escrito a aprobar –en el primer pleno hábil que celebre la Asamblea de Madrid - una ley de vivienda autonómica, si así se lo permite la aritmética parlamentaria. Y no una ley de vivienda cualquiera, sino una que recoja, como mínimo, los aspectos principales incluidos en la conocida como ‘ley de vivienda de la PAH’, Iniciativa Legislativa Popular impulsada por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, por la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) y por la Asociación Libre de Abogados (ALA).

Alquiler

Las subidas de rentas se trasladan a los distritos de la periferia lo mismo que a municipios colindantes con Madrid: Alcalá, Alcobendas y Móstoles registras subidas de más del 6%.

Alquilar una vivienda en Madrid capital es un 1,4% más caro que hace tres meses, una subida moderada para lo que estamos acostumbrados, según reconocen desde Fotocasa. El problema es que -según el índice de este portal inmobiliario- las alzas de precios se están trasladando a otros distritos madrileños como San Blas, que hasta ahora registrada encarecimientos más bajos ya que en enero registró una subida del 0,3%, y a otros municipios cercanos a Madrid como Alcobendas, Alcalá de Henares y Móstoles, que han se han encarecido entre enero y marzo entre un 6% y un 7%.

Madrid

La sentencia establece que Encasa Cibeles tiene que someterse a la normativa de vivienda pública de la Comunidad de Madrid y no puede rescindir el contrato unilateralmente.

Una familia del Ensanche de Vallecas -que reside en una de las 2.935 viviendas del Ivima que la Comunidad de Madrid vendió a un fondo de inversión durante el mandato de Ignacio González- ha logrado una importante victoria judicial, ya que una jueza de Madrid ha fallado a su favor y ha dictaminado que Encasa Cibeles no puede desahuciarles de la casa en la que viven desde 2007.

Madrid

Ayuntamiento y Comunidad negocian realojar a estas 13 personas en algunas de las viviendas vacías que tiene el Ivima en Lavapiés.

Las cuatro familias que el pasado 22 de febrero fueron desahuciadas de sus hogares en Argumosa 11 en el barrio de Lavapiés –en total 13 personas incluido un bebé- aún continúan sin la prometida solución habitacional que les prometió el Ayuntamiento de Madrid según denuncia, Fernando Bardera, portavoz de 'Lavapiés ¿dónde vas?', que culpa a “la lentitud” de las administraciones madrileñas de que dos meses después del lanzamiento dos de estas familias sigan en hostales y las otras dos compartiendo piso con familiares.