Sanidad universal, fin de la LOMCE y de la explotación laboral: la otra hemeroteca de las ministras

Consejo de Ministros
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El perfil de Twitter de Màxim Huerta ha sido uno de los grandes protagonistas de la primera semana de Gobierno de Pedro Sánchez. Televisiones, radios y periódicos han escrutado la hemeroteca ‘tuitera’ del nuevo ministro de Cultura y Deportes mientras otros perfiles ministeriales – con mayor relevancia política – quedaban en el anonimato.

Es el caso de la cuenta personal de Twitter de la ministra de Educación, Isabel Celaá. La que fuera Consejera de este departamento en el Gobierno Vasco ha utilizado las redes sociales en repetidas ocasiones para pedir la derogación de la Lomce y el fin de las reválidas.

Una posición activa que también ha mantenido la ministra de Sanidad, Carmen Montón. Hasta hace unos días Consejera de Sanidad de la Comunidad Valenciana, Montón ha demostrado con palabras y hechos ser una defensora acérrima de la sanidad pública universal.

Hace unos meses, la nueva ministra aseguró en Twitter que una de las prioridades debía ser exigir la derogación del RD 16/2012 de la exclusión sanitaria de Rajoy y una reforma de la Constitución que reconozca la salud como derecho fundamental.

La ministra de Empleo, Magdalena Valerio, y la de Justicia, Dolores Delgado, también han utilizado las redes sociales para dar su punto de vista sobre diferentes cuestiones. Valerio, por ejemplo, ha cargado varias veces contra la reforma laboral. La nueva ministra critica la “explotación” de trabajadores “de usar y tirar” que ha generado la medida del anterior Gobierno.

Delgado, por su parte, ha dado pábulo a informaciones que exigen la visibilización de la mujer en el sector de la Justicia, la independencia de jueces y fiscales y la defensa de la justicia universal.

Por último, la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha utilizado las redes sociales a lo largo de los últimos meses para pedir el fin del carbón y de la energía nuclear y para apostar por las energías renovables.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA