Sánchez y Mohamed VI acuerdan una concertación permanente en el marco de la nueva relación

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su reunión con el Rey Mohamed VI en Rabat - POOL MONCLOA/BORJA PUIG DE LA BELLACASA

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su reunión con el Rey Mohamed VI en Rabat - POOL MONCLOA/BORJA PUIG DE LA BELLACASA

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el rey Mohamed VI de Marruecos han mantenido un encuentro «cordial» de algo más de media hora en el que han coincidido en su apuesta en iniciar una nueva etapa en la relación bilateral, en el marco de la cual se pondrán en marcha medidas concretas y habrá una concertación permanente, según han informado ambas partes.

El encuentro ha transcurrido en una mezcla de español y francés y ha arrancado poco antes de las 18.00 horas locales (las 20.00 hora española). Desde Moncloa, han traslado la «gran cordialidad» y han resaltado que el monarca recordaba la anterior visita de Sánchez, en noviembre de 2018.

Asimismo, ha resaltado que es el primer jefe de Gobierno que él recuerde que se queda a dormir en el Palacio de Huéspedes, donde pasará la noche Sánchez, quien en estos momentos comparte con el monarca marroquí el ‘iftar’, la tradicional cena con la que los musulmanes rompen el ayuno en Ramadán.

Ambas partes han manifestado su voluntad de profundizar las relaciones en la nueva etapa que se abre con esta visita. En un comunicado, el Palacio Real marroquí ha informado de que «han reiterado la voluntad de abrir una nueva etapa en las relaciones entre ambos países, basada en el respeto mutuo, la confianza recíproca, la concertación permanente y la cooperación franca y leal».

En este sentido, han acordado «poner en marcha acciones concretas en el marco de una hoja de ruta que abarque todos los ámbitos de la asociación, y que integre todas las cuestiones de interés común».

Asimismo, han tenido ocasión de repasar los diferentes aspectos de interés común en sus componentes político, económico, de seguridad y cultural.

En la audiencia han estado presentes el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, y el embajador de España en Rabat, Ricardo Díez-Hochleitner, por parte española, mientras que Mohamed VI ha estado acompañado por su consejero Fuad Ali El Himma, el ministro de Asuntos Exteriores, Naser Burita, y la embajadora en Madrid, Karima Benyaich.

La parte marroquí ha puesto de relieve que Sánchez ha reiterado al monarca su respaldo al plan de autonomía marroquí para el Sáhara, a que considera la «base más seria, realista y creíble para la resolución del diferendo».

Sánchez ha llegado a Rabat poco después de las 16.00 horas locales y ha sido recibido por el primer ministro, Aziz Ajanuch, con quien ha mantenido un breve encuentro en el aeropuerto donde tanto el presidente como toda la delegación que ha viajado con él ha sido sometida a un test de COVID-19.