Sánchez descarta un referéndum y recuerda que Aznar concedió más de 6.200 indultos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Congreso. (Foto: Congreso)

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

“El indulto es una medida legal y plenamente constitucional”. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido la concesión de esta medida de gracia a los nueve presos del ‘procés’ en su comparecencia este miércoles en el Congreso de los Diputados. Tal y como ha recordado, durante la democracia se han concedido 18.100 indultos, de los que más de 6.200 los otorgó José María Aznar durante sus años en la Moncloa. También ha cerrado la puerta a la celebración de un referéndum de autodeterminación.

“Cuando el Gobierno presidido por Aznar concedió más de 6.200 indultos no estaba cuestionando la actuación de los jueces”, ha afirmado Sánchez. Tampoco, “cuando el Gobierno de Rajoy otorgó el indulto a 898 condenados no estaba cuestionando la actuación de los tribunales”. Para el jefe del Ejecutivo, “acertadas o no”, estaban tomando decisiones “políticas de acuerdo a su criterio y dentro de sus facultades legales”.

Por ello, ha insistido en la legalidad de esta medida “no solo cuando la adopta el Partido Popular, sino cuando la adopta cualquier gobierno legítimo”.

Previamente, el jefe del Ejecutivo ha incidido en que esta medida no cuestiona la sentencia del Tribunal Supremo, ya que “se mueve en un plano distinto” al judicial. Además, ha remarcado que, a diferencia de la amnistía, el indulto “no niega la existencia del delito ni la responsabilidad de los autores, solo supone el perdón”. Según Pedro Sánchez, “este paso puede contribuir a lograr la convivencia entre catalanes y catalanas”. A facilitar el diálogo y la concordia en el seno de la sociedad catalana.

Dicho esto, ha cerrado la puerta a un referéndum. “No habrá referéndum de autodeterminación, salvo que quienes lo defienden consigan convencer a las tres quintas partes de esta cámara” para modificar la Constitución y luego sea ratificado por los ciudadanos, ha asegurado. Asimismo, ha dejado claro que “el PSOE nunca jamás aceptará ese tipo de derivada”. Unas palabras que pronuncia apenas unas horas después de reunirse ayer en Moncloa con el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès.

Sánchez también ha tenido una mención para el líder del PP, Pablo Casado. “Sigue teniendo mi mano tendida para renovar los órganos constitucionales y fortalecer las instituciones”, ha señalado ante el actual boqueo.