Energía

Reynés afirma que en breve habrá buenas noticias sobre el contrato de suministro de gas con Argelia

Reynés, que pidió la "prudencia" necesaria para este tipo de negociaciones marcadas por la confidencialidad.

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés

El presidente ejecutivo de Naturgy, Francisco Reynés, ha asegurado que las negociaciones con Sonatrach para la revisión del contrato de suministro de gas natural con Argelia «avanzan muy bien» y «en breve habrá buenas noticias», aunque ha subrayado que está «buena noticia no será completa, ya que los precios lógicamente van a subir».

En los Encuentros Empresariales CEOE Cepyme, Reynés señaló, de todas maneras, que está revisión de los precios del contrato con Argelia para el periodo 2022-2024 no será tan elevada como «las cifras desorbitadas que se han dicho en algunos foros».

El directivo reconoció que la situación actual de precios disparados para el gas natural hacen que las conversaciones con Sonatrach, suministrador histórico de Naturgy, socio en el gasoducto Medgaz y accionista de la compañía con una participación de más del 4%, hayan sido «largas», aunque subrayó que la voluntad de ambas partes «está siendo muy buena para no poner en riesgo la seguridad de suministro».

De todas maneras, Reynés, que pidió la «prudencia» necesaria para este tipo de negociaciones marcadas por la confidencialidad, apuntó que «no se pondría nervioso» por estar a estas alturas de 2022 sin haber cerrado un precio para la revisión del contrato, «ya que ahora es algo difícil» debido al incremento respecto a la anterior revisión, que tuvo lugar en 2020 con unos precios del mercado en torno a los 20 euros/MWh, frente a los casi 180 euros/MWh a los que cotiza el gas actualmente.

«PRUDENCIA» PARA EL PROYECTO GÉMINIS

Respecto al proyecto Géminis de escisión para la compañía, que anunció el pasado febrero, Reynés consideró que, a pesar de que se había marcado un plazo inicial para concretarla a finales de este año, ahora debe presidir «la prudencia y tener una visibilidad de medio y largo plazo» en el actual contexto.

«No se puede salir de puerto y decidir el rumbo sin mirar el parte meteorológico, tenemos un parte meteorológico que dice bastante cosas no muy agradables, y eso es donde estamos», dijo, añadiendo que el proyecto tiene «todo el sentido estratégico, aunque debe presidir la prudencia antes de la ejecución».

El proyecto Géminis, que creará dos grandes grupos cotizados, uno que agrupará los activos regulados y otro los liberalizados, para impulsar su transformación y liderazgo en la transición energética.

ELIMINAR EL TTF Y APOSTAR POR EL JKM ASIÁTICO

Por otra parte, Reynés insistió en pedir que se elimine el TTF holandés como referencia para fijar el precio del gas natural, ya que «no representa nada».

«Se ha convertido en una referencia que hay que abandonar lo antes posible», advirtió, apostando por un índice «más líquido» como el JKM asiático, ya que «representa mucho más la realidad».

Asimismo, estimó que la propuesta de topar el precio del gas «tiene peligro» si no se define cómo se va a compensar. «El suministrador de gas no va a vender al precio que le digan, por eso es peligroso huir de las referencias de un mercado que tiene que ser lo suficientemente líquido para dar imagen de un mercado real», afirmó.

EL GAS, NECESARIO A LARGO PLAZO

Reynés defendió que el gas natural «seguirá siendo necesario a largo plazo», especialmente también gracias a su descarbonización, e indicó que las fuentes de energía tienen que ser «pragmáticamente sustituidas, pero sin poner en peligro la seguridad de suministro».

«No es un tema ideológico, todos queremos descarbonizar el planeta, pero hay que buscar un equilibrio entre lo posible y deseable, y el gas es necesario dentro de lo que es el panorama energético actual y próximo», manifestó, añadiendo la apuesta de la compañía por opciones como el biometano o el hidrógeno.

Más información