Revuelta en el PP de Barcelona: las bases piden la dimisión de Bou tras varios ceses

Pablo Casado y Josep Bou

Pablo Casado y Josep Bou en una foto de archivo.

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Presidentes y secretarios generales del PP en siete distritos de Barcelona han pedido la dimisión del líder del grupo municipal en el Ayuntamiento de la capital catalana, Josep Bou, “de forma inmediata” y exigen que devuelva el acta de concejal.

Esta decisión se produce después de que Bou cesara el martes al consejero de distrito de Les Corts, Xavi Cañigueral; al de Sarrià-Sant Gervasi, Isaac Martín; y al asesor de Urbanismo del grupo, Eduardo Bolaños, que también es jefe de gabinete del presidente del partido en Cataluña, Alejandro Fernández.

Los representantes del partido en Ciutat Vella, l’Eixample, Les Corts, Sant Martí, Gràcia, Sarrià-Sant Gervasi y Sant Andreu han hecho pública su decisión en una declaración conjunta.

En ella, recoge Europa Press, defienden su petición “dadas las constantes declaraciones desafortunadas e irrespetuosas hacia el PP y muchos de sus afiliados a lo largo del mandato”. Además, exigen que se revoquen los ceses de Cañigueral y Martín como consejeros.

Asimismo, han recordado que Bou “no es militante del PP” y aseguran que ha tomado la decisión de cesar a los consejeros sin consultar con la dirección el partido en los distritos. También han reprochado las declaraciones que el líder popular ha realizado en los medios sobre las personas que conforman el PP “anunciando ceses, opinando sobre las capacidades y méritos según los criterios del señor Bou”.

“Haciendo comentarios, los cuales, en la mayoría de casos, solo representan faltas de respeto a las personas a las que se dirige, la mayoría de veces, tratándose de afiliados con una enorme trayectoria de servicio y militancia en el PP”, han criticado.

Además, han recriminado que Bou no descarte presentarse por Vox o Cs en las elecciones municipales de 2023 y han recordado que fue condenado por agredir a un ciudadano de Barcelona, un hecho “absolutamente contrario” al ideario del partido.