PSOE y PP arrancan 2022 sin perspectiva de acuerdo sobre el CGPJ pese al cauce de diálogo abierto

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), saluda al presidente del Partido Popular, Pablo Casado (d), a su llegada al Real Monasterio de Yuste para asistir a la entrega de la XIV edición del 'Premio Europeo Carlos V', otorgado a la canciller de la Re - Manuel Ángel Laya - Europa Press

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez saluda al presidente del Partido Popular, Pablo Casado / Foto: Manuel Ángel Laya - Europa Press

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

El PSOE y el Partido Popular no han logrado durante 2021 renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y empiezan el año sin perspectivas de acuerdo inmediato pese al cauce de diálogo que tienen abierto y que les ha llevado a estar a punto de resolverlo en varias ocasiones.

 

Fuentes socialistas y populares consultadas por Servimedia creen que este diálogo mantenido en el tiempo con “conversaciones discretas” abre una ventana de oportunidad que puede propiciar que en cualquier momento se remate el acuerdo, incluso “de la noche a la mañana”, como ocurrió recientemente con otros órganos como el Tribunal Constitucional, el Tribunal de Cuentas, el Defensor del Pueblo y la Agencia de Protección de Datos.

Desde ambas partes constatan que hay contactos pero no se entra al detalle, por lo que ven la situación “encasillada” en este momento. En el PSOE y el PP también se ponen de acuerdo a la hora de culpabilizar al contrario del bloqueo del CGPJ y se quejan de la “falta de voluntad” de su interlocutor.

En este contexto, el pasado 4 de diciembre ya se cumplieron tres años del CGPJ con el mandato caducado y desde entonces fuentes de ambas partes constatan a Servimedia que “no hay ninguna novedad” a este respecto aunque se ha aprovechado para hacer llamamientos al contrario para que propicie el desbloqueo.

Pese a admitir su “responsabilidad” a la hora de llegar a un acuerdo que posibilite renovar el CGPJ, el PSOE y el PP siguen en sus trece y aseguran que se mantendrán en sus posiciones. Eso sí, no cierran la puerta a que el otro sea el que cambie de parecer y se pueda acabar con esta situación.

Además, ambas partes inciden en que “el contexto” debe ser el propicio a la hora de escenificar cualquier tipo de pacto. Estiman socialistas y populares que el cauce que mantienen abierto desde el principio dará pie a ello cuando la situación política ayude. En el PP también piensan que “la presión de la Unión Europea” contribuirá a que el PSOE acepte sus condiciones.

Así las cosas, el PP se mantiene firme en que para desbloquear el CGPJ también hay que cambiar en la ley el sistema de elección del órgano de gobierno de los jueces, de tal forma que a futuro “se refuerce la independencia judicial permitiendo que 12 de los 20 vocales del Consejo los elijan directamente los jueces”.

“TODO MUY CLARO”

Por ende, la renovación del Consejo debería hacerse en paralelo a esta reforma de la ley, según el PP. “El PSOE tiene que salir del no porque el Gobierno es el que está cerrado en banda. Nosotros tenemos todo muy claro”, aseguran las fuentes consultadas por Servimedia en la formación que lidera Pablo Casado.

Tan claro también lo tienen desde el PSOE al argumentar que “el PP tiene que cumplir la actual ley” para renovar el CGPJ. Luego no se cierran a estudiar posibles modificaciones legales a futuro del sistema de elección de los jueces, aunque son defensores del vigente.

Por tanto, no se ha puesto sobre la mesa ninguna propuesta intermedia entre las posiciones primigenias de ambos. “Interlocución siempre hay, novedades, no”, resumen las fuentes consultadas por Servimedia cuando ya se han sobrepasado los tres años del CGPJ con mandato caducado.

En el Gobierno trasladan que si por ellos fuera, «ya estaría» el acuerdo, pero consideran que «no parece» que Pablo Casado tenga muchas ganas. De esta forma, desde La Moncloa insisten en que ellos ofrecen “una y otra vez mano tendida» para resolver la situación pero que en el PP se niegan.

En esta línea, Sánchez también ha aprovechado sus últimas intervenciones de 2021 en el Pleno del Congreso de los Diputados para reclamar al líder de la oposición que en el PP “de una vez por todas cumplan con sus obligaciones constitucionales” y «salgan de su insumisión constitucional”.

Asimismo, lo hizo el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, en una reciente interpelación dirigida a la portavoz del PP en la Cámara Baja, Cuca Gamarra, en la que le pidió «una vez más” que se avenga a renovar el CGPJ avisándole de que el PP no está «por encima de la ley ni de la Constitución”.

Gamarra, por su parte, defendió la postura de los populares sosteniendo que debe renovarse la ley para cambiar el sistema de elección de los jueces, y enjuició que “queda claro que la voluntad del Gobierno y la de su presidente es la de no respetar la separación de poderes”.

Así las cosas, en el PP insisten en que el PSOE lo tiene “muy fácil” para renovar el CGPJ si atiende a la petición de la principal formación de la oposición y pone sobre la mesa una ley a favor de la independencia judicial que propicie que a futuro parte de los jueces sean elegidos por los jueces.

CONSECUENCIAS

Esta situación política tiene sus consecuencias en el órgano de gobierno de los jueces, que tras la última modificación legal tiene limitadas sus funciones. Tal y como señaló recientemente el propio Tribunal Supremo, se dictarán aproximadamente 1.000 sentencias menos al año entre todas las salas −con un proceso más largo de los tiempos de respuesta en las cuestiones de fondo− en el caso de que se prolongue la imposibilidad de cubrir las vacantes de magistrados por la interinidad del CGPJ.

En un informe del Gabinete Técnico del TS se analizó la compleja situación que afronta el tribunal con 11 plazas sin cubrir (un 14% de su plantilla de 79 magistrados), que se ampliarán a 16 el próximo año, con la jubilación de otros cinco magistrados, lo que supondrá el 20,25% de su plantilla vacante. “Una situación que no hay organización que pueda resistir”.

Como en los últimos años, este bloqueo en la renovación del CGPJ marcó el discurso de Apertura del Año Judicial por parte del todavía presidente del CGPJ y del Supremo, Carlos Lesmes, que ante Felipe VI avisó de que no renovar la composición del órgano de gobierno de los jueces supone socavar «la independencia judicial”. “Urge, por tanto, y por el bien de todos, que nuestra institución desaparezca del escenario de la lucha partidista y que las fuerzas políticas concernidas, con patriotismo constitucional y generosidad, alcancen en las próximas semanas el acuerdo necesario para la renovación”, reclamó.