PNV insiste en que la huelga general «no ha sido el último recurso» y pretende «preparar el terreno» en un año electoral

José Antonio Suso, presidente del PNV en Álava
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente del PNV en Alava, José Antonio Suso, ha insistido en que la huelga general «no ha sido el último recurso» de los sindicatos y colectivos convocantes sino que pretende «preparar el terreno» en un año electoral en Euskadi. ELA y LAB, junto a otros sindicatos nacionalistas y colectivos sociales integrados en la Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria, secundan este jueves una huelga general en Euskadi y Navarra bajo el lema «Trabajos, vidas y pensiones digas», una medida que ya ha sido rechazada por el PNV.

En una entrevista en Onda Vasca, recogidas por Europa Press, Suso ha recordado que el propio secretario general de ELA, Mitxel Lakuntza, ha admitido que esta es una «huelga política», planteada hace cuatro meses, «por temas que nada tiene que ver con competencias que se desarrollan y son propias de Euskadi y Navarra».

«Por tanto, tiene un perfil claro de ir preparando el terreno para unas elecciones, en un año electoral que, sin duda, va a ser este, cuando sea», ha añadido.

Según ha apuntado, el derecho de huelga es «totalmente legítimo» porque «los trabajadores tiene derecho a hacer huelga, pero también el derecho a trabajar es otro de los importantes derechos que tenemos las personas».

En su opinión, ocurre que «los que convocan la huelga han venido haciendo, en los últimos días, determinadas acciones que demuestran que prefieren que no se cumpla el derecho al trabajo». Además, ha apuntado que «han provocado daño», especialmente de carácter material, «que finalmente pagan los ciudadanos».

Para Suso, mañana será «un día normal, con unas pérdidas importantes en producción», pero «desde el punto de vista de los motivos que se proponen para la huelga, no habrá cambiado absolutamente nada».

«Lógicamente, después de una huelga general, quedan los restos de comercios que han tenido que cerrar, actuación de piquetes y una falta de producción y actividad económica importante», ha manifestado.

REIVINDICACIONES SIN RESOLVER
En lo que se refiere a las reivindicaciones, José Antonio Suso cree que mañana estarán «sin resolver ninguna», aunque «se está trabajando donde compete para buscar soluciones».

«Ha habido un Gobierno, además de corte progresista en Madrid, cercano a reivindicaciones de los agentes sociales, que ya ha tomado medidas como el incremento del SMI, el compromiso de que va a modificar la reforma laboral o un impulso a las pensiones, de forma que se van a recuperar las negociaciones que se rompieron», ha apuntado.

Para el presidente del PNV de Álava, «hay elementos que, por lo menos, trasladan que se está trabajando por mejorar esos aspectos que hoy se han puesto encima de la mesa por parte sindical».

A su juicio, la huelga «tiene que ser el último recurso» y, en el caso de la de este jueves «no lo ha sido». «Uno se sienta en una mesa para intentar llegar a un consenso relativo donde cada uno puede ofrecer unas cosas y admitir otras», ha indicado.