Pesimismo en el Gobierno ante la nueva ronda de contactos entre la patronal y los estibadores

Puerto de mercancias estiba estibadores
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El optimismo está lejos de instalarse en el Ministerio de Fomento. Las distancias que existen entre la patronal y los estibadores parecen complicadas que se reduzcan en la nueva reunión que se está celebrando este miércoles. De hecho, el número dos de Íñigo de la Serna, Julio Gómez-Pomar, tiene “serias dudas” de que se dé una “aproximación” en este encuentro que protagonizan las empresas y los sindicatos.

El secretario de Estado de Infraestructuras de Fomento, Gómez-Pomar, ha confesado que “las posiciones concluyeron el otro día están muy alejadas”. Una ruptura en la mesa de negociaciones ante una propuesta “imposible” de la patronal, según los sindicatos, que han llevado al departamento que dirige De la Serna a pensar que hay “serias dudas de que se pueda producir una aproximación como deseamos”.

Mientras tanto, Gobierno, empresas y estibadores vuelven a sentarse con la esperanza de que el Ejecutivo alcance un acuerdo que permita levantar el veto de la oposición. Sin embargo, el alargamiento de estos contactos y la posibilidad de que no se llegue a un pacto han motivado que Fomento lanzase nuevas apelaciones a la responsabilidad de los grupos políticos para que permitan aprobar la reforma en el Congreso.

Las propuestas de las partes

Por el momento, tres propuestas siguen encima de la mesa, tal y como ha recogido Europa Press. La primera de ellas, la del Gobierno: plantea la “subrogación como nuevos empleadores” de los estibadores, así como una serie de ayudas públicas para abordar posibles excedentes de personal mediante un plan de prejubilaciones voluntarias a partir de 50 años y con el 70% del salario y el compromiso de “elevar un eventual acuerdo a un rango normativo”.

Los sindicatos de estibadores han remarcado como una de sus principales reivindicaciones, la de disponer “con rango de ley” la subrogación de los trabajadores, algo que también ha reclamado la Eurocámara. Asimismo, los trabajadores han reclamado prejubilaciones, pero con el 80% del salario y siempre con un mínimo de tres veces el salario mínimo interprofesional, sumando que puedan “participar en la formación para el acceso a la profesión”.

Y, por último, la patronal Anesco parte de realizar un ajuste en la plantilla de los 6.150 estibadores para adecuarla “a las necesidades de cada puerto” y sólo contempla subrogaciones a través de Centros de Empleo Portuario que, en su caso, formaran varias empresas. Además, ha planteado abordar una completa reestructuración de la forma de trabajo en los puertos para reducir costes hasta un 30%.