Pablo Hasel acusa al Gobierno de buscar «desmovilizar» con su reforma de los delitos sobre libertad de opinión

El rapero, Pablo Rivadulla Duro, conocido musicalmente como Pablo Hasél, responde a los medios en una rueda de prensa convocada tras la orden de su ingreso en prisión, en Lleida, Catalunya, (España), a 1 de febrero de 2021.
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El rapero Pablo Hasel ha acusado este lunes al Gobierno liderado por Pedro Sánchez de buscar «desmovilizar» y «apagar la solidaridad» que ha despertado su inminente ingreso en la cárcel con su propuesta de reformar varios tipos penales relacionados con la libertad de opinión para que no conlleven penas privativas de libertad.

La Audiencia Nacional dio el pasado 28 de enero a Hasel diez días para entrar en prisión y cumplir la condena de nueve meses impuesta por un delito de enaltecimiento del terrorismo, e injurias y calumnias a la monarquía y a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

«Las numerosas movilizaciones y muestras de rechazo» hacia esta medida, ha señalado el rapero en un mensaje en su cuenta de Twitter, han «forzado» al Gobierno a «intentar lavarse la cara» con nuevas «promesas».

En concreto, el Ministerio de Justicia ha anunciado que está estudiando la posibilidad de reformar los delitos de enaltecimiento del terrorismo, contra los sentimientos religiosos y de injurias a la Corona dentro del Código Penal para no sean castigados con penas privativas de libertad, según ha informado el departamento dirigido por Juan Carlos Campo.

Unas promesas, ha añadido el rapero, que «sin más movilización serán humo» como la derogación de la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida como ‘Ley mordaza’, «que encima ampliaron con la ley mordaza digital». «Quieren desmovilizar», ha denunciado.

En este sentido, Hasel ha subrayado que el Ejecutivo busca con esta anuncio acallar las muestras de apoyo que ha recibido en los últimos días, con protestas en las calles de varias ciudades como Barcelona y Madrid, así como un manifiesto de apoyo de más de 200 representantes del mundo del arte y la cultura españoles, encabezados por el cineasta Pedro Almodóvar, el cantautor Joan Manuel Serrat o el actor Javier Bardem.

«Además no han hecho nada para frenar mi encarcelamiento en 4 días. Con declaraciones vacías, como tantas promesas falsas más, quieren apagar la solidaridad», ha denunciado.

En la misma línea, ha recordado que el pasado mes de julio el Gobierno comunicó al Consejo de Derechos Humanos de la ONU la intención de «llevar a cabo una revisión de los delitos de injurias a la Corona», y también de los delitos contra los sentimientos religiosos recogidos en el Código Penal, «ante los constantes toques de atención que recibe».

«Y así estamos. En caso de arrancar un día esa conquista será por la lucha no porque les importe nuestra libertad, a la vista está», ha zanjado el rapero.

Hasel fue condenado a 9 meses y 1 día de prisión por la Sala de Apelaciones de la Audiencia Nacional en septiembre de 2018, así como al pago de una multa de aproximadamente 30.000 euros. Este tribunal redujo no obstante la pena inicial de marzo de 2018 que le impuso la Sala de lo Penal, y que ascendía a dos años y un día de prisión.

El Supremo entendió que Hasel no puede ampararse en la libertad de expresión puesto que los hechos probados recogen una pluralidad de mensajes, que es reincidente en actos semejantes en el pasado, y que tienen «un indudable carácter laudatorio de organizaciones terroristas» y de miembros en activo de las mismas.

El TS subrayó que los mensajes del rapero van más allá de la crítica social y comportan una alabanza no ya de objetivos políticos sino de los medios violentos empleados por esas organizaciones terroristas. A juicio del tribunal existe además un elevado riesgo real de que alguno de sus seguidores intente repetir un acto violento porque los mensajes «contienen una incitación a su reiteración».

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA