Alternativas energéticas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Con la inestimable ayuda de China, la Isla ha coqueteado en los últimos años con las energías alternativas, en busca de otro método para reducir la factura petrolífera por si algún día se enturbian las relaciones con Venezuela y se acaban los envíos de petróleo barato que, por ahora, asegura Hugo Chávez. En estos días, la prensa local ha informado de que está a punto de inaugurarse en Holguín un nuevo parque de generación de energía eólica: el Gibara II. Cuando entre en funcionamiento, la mayor de las Antillas dispondrá de cuatro instalaciones de este tipo, la de la Isla de la Juventud, Turiguano en Ciégo de Avila, y Gibara I, inaugurada en 2008. Por ahora, la producción de energía es poco más que simbólica, pero, siempre que las posibilidades financieras permitan la liquidación de la deuda impagada con el país asiático, este proyecto, basado en el apoyo tecnológico de Pekín es uno de los más serios que ha emprendido el Gobierno cubano en los últimos tiempos para buscar alternativas energéticas. Mucho más, por ejemplo, que los grupos electrógenos que instaló Fidel en muchos puntos de la Isla, o las ollas arroceras y las bombillas de bajo consumo que intentó extender por toda Latinoamérica en la última cruzada internacionalista en la que estaba inmerso poco antes de que su salud le obligara a abandonar el poder.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA