Contabilidad popular

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

A pesar de los múltiples problemas que normalmente los contables cubanos suelen encontrar para cuadras las cajas y los inventarios su sistema de trabajo, basado en la participación de los trabajadores y sus organizaciones en las buenas prácticas corporativas, tiene una amplia base teórica que ha sido reconocida en su entorno geográfico cercano. De hecho, el pasado 9 de julio, en Antigua Guatemala, Cuba resultó elegida para presidir la Organización Centro Americana y del Caribe de Entidades Fiscalizadoras. Allí mismo, la responsable de la Contraloría General de la mayor de las Antillas, Gladys Bejarano, tras aceptar el honor, detalló el sistema que se emplea: buscar la ejemplaridad de directivos y altos funcionarios, jerarquizar las funciones e implicar a todos los colectivos en la persecución de las conductas poco ejemplares. El reconocimiento y el discurso de Bejarano ha causado estupor y sorpresa entre los más malignos locutores de Radio Bemba (nombre por el que se conocen en Cuba los rumores callejeros), que se preguntan si los naturales de las otras naciones del Caribe no estarán también interesados en el concepto, pura invención de la Isla, de resolver, o dicho de otra forma en la corrupción a pequeña escala, gracias a la cual, los isleños consiguen sobrevivir al día a día.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA