Las cajas ‘maquillan’ su obra social para salir bien en la foto

Sede de la CECA
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La CECA no incluye en su cálculo de este año la Obra Social en Colaboración, la que realiza junto a otras instituciones. La Obra Social Propia de las entidades del sector CECA, es decir, las cajas de ahorros y los grupos creados por cajas, ascendió a 648 millones de euros en 2013, un 14% más que el año anterior, según un comunicado de la CECA. La cifra, no obstante, incluye una pequeña ‘trampa’, ya que la patronal no incluye este año en su cálculo la dotación a la denominada Obra Social en Colaboración, la que se lleva a cabo junto a otras instituciones y entidades público o privadas, y que es la que más ha ido cayendo durante la crisis.

De este modo, se hace muy difícil poder comparar el dinero total destinado por las cajas de ahorros a la Obra Social, ya que en ejercicios anteriores, la CECA no hacía distinción alguna, sino que englobaba ambas a la hora de dar la cifra total. Así, por ejemplo, según su propia Memoria, en 2012 las cajas destinaron 818,59 millones de euros a esta partida.

Con los 648 millones de Obra Social Propia se financiaron 88.439 actividades dirigidas a 32 millones de personas. La categoría de Acción Social concentra el 47% del total de la inversión en Obra Social, por lo que se convierte en la principal área de inversión.

En esa categoría destacan los programas asistenciales con todos los colectivos en riesgo de exclusión social; cursos, conferencias y congresos de temática social; webs sociales, aulas y ciber-aulas; programas de divulgación; publicaciones de temática social y actividades de sensibilización. En segundo lugar se encuentra la categoría de Cultura y Patrimonio, que se lleva el 19% de la inversión, seguida de Educación e Investigación (14%), Medio Ambiente (8%), Desarrollo Local y Creación de Empleo (7%) y Deporte y Ocio (4%).

El aumento del 14% en la dotación de la Obra Social Propia es el primero que se produce desde 2008, cuando superaba los 1.280 millones de euros, después de que el proceso de reestructuración del sector se haya dejado notar durante la crisis. Prácticamente sólo La Caixa se ha mantenido ajena a esta tendencia de recortes, manteniendo invariable cada año una dotación de 500 millones de euros.

La Obra Social puede ser administrada por las propias cajas de ahorros o por las nuevas fundaciones (en el caso de grupos que han creado entidades independientes para desarrollar la actividad bancaria) en virtud de la nueva Ley de Cajas de Ahorros y Fundaciones Bancarias.