OHL pierde 20 millones hasta marzo, pero espera volver al beneficio el próximo trimestre

Trabajdor de OHL

Trabajador de OHL

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

OHL obtuvo unas pérdidas netas atribuibles de 20,1 millones de euros en los tres primeros meses del año, lo que representa un aumento del 175% respecto al mismo periodo del año anterior, como consecuencia del impacto producido por la pandemia, así como por las diferencias de cambio y el gasto financiero.

No obstante, la constructora española ha anunciado con motivo de la presentación de resultados que volverá a la senda del beneficio el próximo trimestre, una vez se reflejen las plusvalías de 46 millones de euros obtenidas por la venta de su participación en el nuevo hospital de Toledo, por lo que sería la primera vez desde hace años que la compañía registra beneficio.

Así, fuentes de la compañía confirman el cambio de tendencia que ya está experimentando, con una senda «claramente definida de crecimiento», en el que los principales impactos en este primer trimestre fueron la volatilidad de los tipos de cambio y los gastos financieros derivados de los bonos de deuda.

Respecto a esto último, OHL concluirá el próximo mes de junio la operación de refinanciación en la que está inmersa, actualmente solo a la espera de la aprobación por parte de la Comisión Nacional de los Mercados de Valores (CNMV) de los folletos necesarios para poder ejecutar las ampliaciones de capital circunscritas a la operación.

Con esta transacción, la compañía mejorará su estructura de balance ya que extenderá los vencimientos de sus bonos a los años 2025 y 2026, reducirá su apalancamiento en más de 105 millones y reforzará sus fondos propios en un rango de entre 148 y 177 millones de euros, dependiendo de la demanda de las ampliaciones.

Coberturas de ventas de 20 meses

Otros de los impactos continúa siendo la pandemia, que redujo la contratación a lo largo de 2020 y cuyos efectos se han trasladado a la producción de este primer trimestre, cuando la facturación cayó un 9,2% respecto a los tres primeros meses del año pasado, hasta los 595,1 millones de euros.

Una vez más, la compañía se muestra optimista respecto al futuro, toda vez que la contratación de su división de construcción se disparó un 42,8% en este periodo, representando solo Estados Unidos casi un 53% del importe con nuevos proyectos en Nueva York, Illinois y California.

De esta forma, con una contratación total de 711 millones, un 13,8% más, la cartera total ascendió un 3,6%, hasta los 5.139 millones de euros, siendo el valor de los pedidos a corto plazo de 4.681 millones de euros, lo que significa una cobertura de actividad de 20,2 meses de ventas.

Otro de los indicadores que se mostraron favorables a la evolución de la actividad de OHL fue el resultado bruto de explotación (Ebitda), que mejoró un 2,9% en este periodo, hasta los 14 millones de euros, con todas las líneas de negocio contribuyendo positivamente a este crecimiento, sobre todo el de construcción, que se impulsó un 17%.