www.elboletin.com

“Si no hubiera denunciado no habría ni caso Gürtel, ni Kitchen ni papeles de Bárcenas”

José Luis Peñas, exconcejal y denunciante de la Gürtel.
Ampliar
José Luis Peñas, exconcejal y denunciante de la Gürtel.

El exconcejal José Luis Peñas, denunciante del Gürtel, pide el indulto y deja claro que, más allá de las declaraciones del PP, este partido “ha sido condenado por el Supremo”.

sábado 24 de octubre de 2020, 06:00h

“No cambiaría nada, para qué”. José Luis Peñas, exconcejal del PP de Majadahonda y denunciante de la trama Gürtel, admite que estas palabras podrían sonar “raro” tras confirmar el Supremo su condena a cuatro años y nueve meses de prisión. Pero no se arrepiente del paso que dio hace ya más de una década. Y es que, “si no hubiera denunciado no habría ni caso Gürtel, ni Kitchen ni papeles de Bárcenas, ni nada de nada”.

Según explica en una entrevista a EL BOLETIN, “a veces hay que hacer un pequeño sacrificio por el bien común” y él lo hizo grabadora en mano. Corría el año 2005 cuando decidió empezar a reunir pruebas de las prácticas de esta trama tras presenciar una conversación entre Francisco Correa y Benjamín Martín Vasco. “Lo más fácil hubiera sido irme a mi casa, olvidarme de todo”, pero “decidí arriesgarlo todo” y lo denunció. Sus audios han sido claves para la investigación. Por ello, pide el indulto.

“Si con esos antecedentes el indulto no cuadra, a lo mejor no merece la pena que siga vigente”, defiende Peñas, cuya petición cuenta con el respaldo de una campaña en Change.org a la que se han sumado ya decenas de miles de firmas.

El exconcejal también arremete contra el PP, a quien recuerda que “digan lo que digan ha sido condenado por el Supremo”, así como contra el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy. “No tengo más que palabras de desprecio hacia él. Me parece uno de los peores políticos que han pasado por la escena española”, asegura. También lanza un mensaje a su sucesor al frente del partido: Pablo Casado. A él le aconseja “volver a hacer un máster en Derecho”.

-En primer lugar, le condenan a cuatro años y nueve meses de prisión, ¿cómo valora la sentencia?

La sentencia la valoro globalmente. Hay un 99% de la cual me siento muy orgulloso, porque se dicta a raíz de mi denuncia, si no hubiera denunciado no hubiera habido ni caso Gürtel, ni caso Kitchen, ni papeles de Bárcenas, ni nada de nada. Se corrobora todo aquello que dije sobre el PP y estas personas. Y hay un 1% de la sentencia que me condena y el único culpable he sido yo. No he sabido explicar a los jueces que he estado muy cerca del Gürtel, por eso pude grabar, pero no he nunca he sido Gürtel. Desgraciadamente los jueces han creído más al señor Correa que lo que yo decía.

-¿Defiende su inocencia?

Por supuesto. Respeto al máximo la decisión judicial y creo que lo que he sufrido es el problema de un sistema más que la aplicación de la ley. Es un sistema muy rígido, encorsetado, donde al denunciante no se le tiene en cuenta para nada. Mientras que en otros países las personas que denuncian reciben un trato especial, en mi caso soy un denunciante que ha estado muy cerca de la trama y que la justicia ha pensado que he sido parte de esa trama. El sistema no tiene unos medios suficientes como para proteger a gente que está dispuesta a arriesgar su vida, su trabajo y su familia. La Fiscalía y las fuerzas políticas tendrían que pensar en esto. ¿Quién va a denunciar con estos antecedentes?

Digan lo que digan el PP ha sido condenado por el Supremo

-¿Qué le llevó a empezar a grabar? ¿Y a dar el paso de denunciar?

En 2005 era amigo de Correa, trabajé con su mujer en el Ayuntamiento de Majadahonda, y entablamos una buena amistad. En un momento dado, en diciembre de ese año, él estaba teniendo una conversación telefónica en manos libres con Benjamín Martín Vasco. En un momento dado hablaban de la adjudicación de una parcela y se le oye a Martín Vasco decir ‘mira Paco, si yo no me llevo los 300 millones no hay adjudicación, ni parcela ni nada’. En ese momento ves dónde estás y quién es Francisco Correa. Tenía una parte oculta que yo no conocía y que era la del jefe de una trama corrupta asociada al PP. Para mí lo más fácil hubiera sido irme a mi casa, olvidarme de todo y esta gente hubiera seguido arruinando a España con miles y miles de millones de euros en contrataciones corruptas. Decidí quedarme, arriesgarlo todo e intentar tener el mayor número de pruebas posibles y lo primero que me vino a la cabeza fue grabarlo todo. Cuando se oyeron mis cintas fue un shock nacional el oír esas confesiones de los corruptos. Hasta entonces estos delitos se tenían un poco como de segunda, pero la percepción al respecto ha cambiado en nuestro país, cosa sobre la que me siento orgulloso.

-El PP ha salido en tromba a negar cualquier tipo de condena. También el expresidente Mariano Rajoy, para quien la sentencia es una “reparación moral”. ¿Está de acuerdo?

El Supremo ya les puso en su sitio. Desgraciadamente estamos en una época en la que la política ha dejado de ser política. El PP ha puesto de moda, junto con Vox, la política del todo vale. Le da lo mismo la realidad, crean la suya y van con ella hasta el final. Les falta por decir que ellos no han estado en el juicio del Gürtel. Sobre Mariano Rajoy, no tengo más que palabras de desprecio hacia él. Me parece uno de los peores políticos que han pasado por la escena española. Permitió que Correa se lucrara, lo dijo él mismo, que sabiendo que estaba cometiendo irregularidades lo único que hizo fue impedir su entrada en Génova. Son las palabras de un degenerado político, una persona que lee el Marca al revés. Es un político absolutamente cobarde, vil y despreciable. Si hubiera actuado como debiera de haber actuado cualquier persona de honor y que se precie demócrata yo no hubiera pasado el calvario que he pasado.

He estado muy cerca del Gürtel, pero no he nunca he sido Gürtel

-Los populares insisten en que no tuvieron nada ver con esta trama.

Debe ser que Bárcenas era del Partido Comunista o de alguna secta mariana, no debió estar en el PP durante 30 años ni era el que daba los sobres a sus amigos, a M. Rajoy o a R. Rato. Es una forma de ver la nueva política, que es instalarse en la mentira, en la opacidad y a base de decir una mentira mil veces quieren que se convierta en realidad. Esto ya lo inventó Goebbels ​​en los años 40 negando el martirio de los nazis, negando muchas cosas. La realidad está ahí, la sentencia está ahí y toda la gente que estaba en el juicio había pertenecido al PP. Que sigan sacando pecho y Rajoy comunicados me parece de vergüenza ajena. Digan lo que digan el PP ha sido condenado por el Supremo.

-Respecto a esto, la actual dirección nacional del PP defiende que son cuestiones del pasado, que Casado ha roto con todo esto. ¿Qué le parece?

Le diría a Casado que lo que tiene que volver a hacer es un máster en Derecho en Aravaca. Los jóvenes que están ahora mismo al mando del PP utilizan esta estrategia para desviar la atención. Es claro y evidente que Casado era un líder en aquella época, que estaba de la mano de Esperanza Aguirre y sabía perfectamente que estaba en curso la denuncia por el Gürtel. Es un partido condenado por corrupción, que destruyó pruebas evidentes a martillazos, borrando discos duros, que ha puesto trabas a la Justicia, que tuvo que ser expulsado de la investigación, que mandó a Federico Trillo a amenazar y a acojonar al sastre de Camps… Si ellos piensan que es otra historia, me parece bien.

-¿Va a pedir el indulto? Ha aparecido en los últimos días una campaña en Change.org al respecto.

En principio, sí. Creo que si un caso como el mío no merece el indulto, no lo merece nadie. Una persona que se ha jugado su vida, la de su familia, su trabajo, que gracias a su denuncia va a conseguir que más de 300 personas ingresen en la cárcel, que ya ha conseguido recuperar para España más de 500 millones de euros en ‘cash’... Si con esos antecedentes el indulto no cuadra, es que a lo mejor el indulto no merece la pena que siga vigente.

-Esta pregunta se la hice hace unos años, pero ahora, tras la sentencia, ¿sigue pensando que volvería a hacerlo? ¿No cambiaría nada?

No cambiaría nada, para qué. Sé que suena raro. Lo que más dolor me produce es el sufrimiento de mi familia, pero cómo voy a cambiar las condenas al PP, a su tesorero, a todos sus corruptos, cómo cambiar que le he ahorrado a España miles de millones de euros, que la voy a hacer recuperar miles de millones de euros. ¿Cómo voy a arrepentirme de eso? A veces hay que hacer un pequeño sacrificio por el bien común. Si lo cambiara a lo mejor todas esas cosas buenas no sucederían. Si la Justicia fuera una balanza y pones mis actos se descuelga hacia el lado positivo de lo que he logrado hacer con mi denuncia.

Le diría a Casado que lo que tiene que volver a hacer es un máster en Derecho

-¿Cómo vive estos días?

Muy complicado por mi familia, tengo un hijo de 12 años y una de 18 años y es complicado explicar la sentencia. Lo han pasado muy mal, en el colegio los niños han sido muy duros. Vivimos en Majadahonda un tiempo y aquello es un territorio complicado cuando denuncias al PP. Es lo que más me puede doler, aunque afortunadamente mi mujer sigue a mi lado, es mi apoyo. Se lleva mal, pero siempre con mucho honor y orgullo. La sentencia no ha dado la razón a nadie más que a José Luis Peñas. Sin mí esta condena no hubiera existido.

-Sobre el tema de los denunciantes, ¿qué mensaje lanza todo esto?

Malo. Negativo. La Fiscalía se dio cuenta con la sentencia de la Audiencia, y en una vistilla con los condenados hubo un compromiso por su parte de apoyar o iniciar en su caso el expediente de indulto para mí sin haber dicho yo nada al respecto. Lo hizo porque si uno de los denunciantes más famosos es condenado, cualquier otro se lo pensará mucho. Lo mínimo que tendrían que haber hecho es haberte apoyado, arropado, y no hicieron nada de esto. Sé que hay una directiva aprobada en la Unión Europea, es de mínimos para las personas que denuncian, que dice que a aquellos que denuncien con pruebas se les tiene que tratar para no tener que sufrir el calvario que llevo sufriendo 15 años. Espero que cuando esa directiva se trasponga al derecho español sea mucho más amplia. No hay ningún tipo de protección a la persona que denuncia con el propio riesgo para su vida y su familia. Y esto se debería tratar.

Gustavo García

Periodista adicto a los pasillos del Congreso de los Diputados y a algún cafetillo y pincho de tortilla en la Cafetería de la Cámara baja entre comparecencia y comparecencia. Los gin-tonics los dejo para los diputados... PSOE, PP, IU, UPyD, Podemos, nada se me escapa. Tampoco le hago ascos a la política local y, en especial, a lo referente a la Comunidad de Madrid, que siempre da mucho juego: Esperanza Aguirre, Ignacio González, Tomás Gómez,... Al pie del cañón en ElBoletin.com desde 2007.

Google Plus de Gustavo García

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios