www.elboletin.com

La Seguridad Social registra un superávit de 9.738 millones hasta junio

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá
Ampliar
El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá (Foto: Eduardo Parra - Europa Press)

Los ingresos por cotizaciones sociales sumaron 59.145,17 millones de euros hasta junio, un 3,5% menos.

jueves 30 de julio de 2020, 15:57h

La Seguridad Social registró un superávit de 9.738,18 millones de euros hasta junio, el equivalente al 0,87% del Producto Interior Bruto (PIB), según ha informado este jueves el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Este saldo positivo es consecuencia de unos ingresos de 86.177,26 millones de euros, un 19,7% más, y unos gastos por valor de 76.439,08 millones de euros, un 8,7% más que en el mismo periodo de 2019.

Del volumen total de ingresos, el 92,53% corresponde a las entidades gestoras y servicios comunes de la Seguridad Social y el 7,47% restante a las mutuas. En cuanto a los gastos, el 86,8% ha sido reconocido por las entidades gestoras y el 13,19% por las mutuas.

En términos de caja, la recaudación líquida del sistema alcanzó los 80.039,81 millones de euros en el primer semestre, con un incremento del 13,1% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Por su parte, los pagos presentaron un aumento del 8,8%, hasta los 76.267,16 millones de euros.

Los ingresos por cotizaciones sociales sumaron 59.145,17 millones de euros hasta junio, un 3,5% menos que en 2019, como consecuencia de la menor recaudación en las cotizaciones de los ocupados, que bajaron un 6,3%, ya que las de los desempleados se incrementaron algo más de un 44%.

El Ministerio explica que la caída en los ingresos por cotizaciones de ocupados se debe a las distintas medidas que el Gobierno aprobó durante el estado de alarma para hacer frente a la pandemia, como la exoneración de cuotas para las empresas acogidas a Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por fuerza mayor y para los autónomos perceptores de la prestación extraordinaria por cese de actividad.

A ello hay que sumar la concesión de moratorias en el pago de las cotizaciones a las que se pueden acoger las empresas y los trabajadores por cuenta propia por un periodo de seis meses.

El Ministerio ha cifrado las devoluciones de las cuotas de trabajadores autónomos a 30 de junio en 379,68 millones de euros, lo que supone un incremento de casi 300 millones respecto al mismo periodo del ejercicio anterior debido a la prestación extraordinaria, que incluye la exención de estas cotizaciones.

Hasta junio, las transferencias corrientes ascendieron a 26.509,87 millones, lo que representa un incremento del 164%. Dentro de este apartado, la partida más significativa es la correspondiente a las transferencias del Estado y organismos autónomos, que suma un total de 24.652,7 millones, el triple que en el mismo periodo de 2019.

Ello se debe a la transferencia de 14.002,59 millones de euros para equilibrar el impacto derivado del coronavirus en las cuentas de la Seguridad Social que se aprobó en el Real Decreto-ley 19/2020.

Entre enero y junio, las prestaciones económicas a familias e instituciones se situaron en 71.963,73 millones, un 9,5% más respecto al mismo periodo de 2019 y cifra equivalente al 94,15% del gasto total realizado en el sistema de Seguridad Social.

La mayor partida, 66.752,64 millones de euros, corresponde a pensiones y prestaciones contributivas, con un crecimiento interanual del 10,3%. En concreto, a las pensiones contributivas (invalidez, jubilación, viudedad, orfandad y en favor de familiares) se destinaron casi 56.530 millones de euros, un 3,1% más, tras descender el número de pensionistas (-0,22%), elevarse la pensión media en un 2% y revalorizarse las pensiones un 0,9% este año.

Para las prestaciones en concepto de nacimiento y cuidado de menor, corresponsabilidad en el cuidado del lactante, riesgo durante el embarazo y durante la lactancia natural y cuidado de menores por cáncer u otra enfermedad, se destinaron 1.435,94 millones, lo que representa un incremento interanual del 16,5%.

Por su parte, el gasto en incapacidad temporal (IT) aumentó un 18,8%, hasta los 5.089,40 millones, siendo el gasto registrado en IT por procesos derivados del coronavirus (que cubre la enfermedad y el periodo de aislamiento) de 55,63 millones, el 1,09% del gasto total.

La prestación extraordinaria para autónomos alcanzó a 30 de junio un importe de 3.443,66 millones de euros, mientras que las pensiones y prestaciones no contributivas, incluidos los complementos por mínimos de las contributivas, avanzaron un 0,7%, hasta los 5.211,08 millones de euros.

Dentro de esta cantidad, a pensiones no contributivas y complementos por mínimos se dedicaron 4.248,71 millones, mientras que a subsidios y otras prestaciones se destinaron 962,37 millones, de los que 926,31 millones corresponden a prestaciones familiares y al Ingreso Mínimo Vital, casi un 14% más.

En cuanto al Ingreso Mínimo Vital, se ha abonado a los perceptores un importe de 33,42 millones de euros correspondiente a las prestaciones reconocidas en junio, pero su imputación presupuestaria no se contabiliza hasta el mes de julio.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios