www.elboletin.com

¿Sin anuncios del BCE? El pequeño favor que Lagarde podría tener reservado para los bancos

La presidenta del BCE, Christine Lagarde, y el vicepresidente, Luis de Guindos
Ampliar
La presidenta del BCE, Christine Lagarde, y el vicepresidente, Luis de Guindos (Foto: BCE)

Los analistas de ABN Amro consideran que el BCE podría anunciar ajustes en el ‘tiering’ que aplica al tipo de depósitos.

jueves 16 de julio de 2020, 07:00h

Tras la batería de medidas puestas sobre la mesa en sus últimas reuniones, la cita de hoy jueves del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) se presenta más calmada. Los expertos no esperan que Christine Lagarde haga en esta ocasión grandes anuncios, sino que la actitud del banco central será más de ponerse en espera, especialmente con la cumbre del Consejo Europeo arrancando mañana mismo. No obstante, no es descartable que haya algún pequeño ajuste en la política monetaria para dar más alivio a los bancos.

Al menos así lo consideran los expertos de ABN Amro Nick Kounis y Tom Kinmonth. “No esperamos cambios importantes en esta reunión después del importante avance de junio en las compras de activos”, señalan en una nota. “Sin embargo, el BCE bien podría decidir aumentar el multiplicador para el cálculo de la reserva de exceso de reservas que los bancos pueden mantener sin cargo” cuyo resultado sería “reducir la carga de los costes directos para los bancos de los tipos negativos”.

En octubre del año pasado, el BCE introdujo un multiplicador de seis en el ‘tiering’ o sistema escalonado que aplica en el tipo de depósitos. Hasta ese momento, la institución remuneraba las reservas mínimas obligatorias al 0%, mientras que al exceso de reservas les aplicaba un tipo negativo del 0,5%. Es decir, cobraba a los bancos por ellas. Mediante el cambio de octubre, no solo las mínimas siguieron al 0%, sino que para las reservas en exceso se mantuvo también el 0% hasta seis veces el mínimo obligatorio. Por encima de ese umbral, sí se cobraban al 0,5%.

Ahora, los expertos del ABN creen que Lagarde puede dar un paso más y llevar el multiplicador hasta siete. Un aumento del índice de seis a siete “conduciría aproximadamente a una reducción de costos de 700 millones de euros para los bancos de la eurozona”, señalan los expertos. “El mayor benefactor sería el sector bancario alemán, que obtendría un beneficio de aproximadamente 200 millones de euros”. Este beneficio “es claramente modesto en comparación con las ganancias bancarias totales de la eurozona”, reconocen los analistas.

El Consejo de Gobierno ya avisó de que el multiplicador podría modificarse con el tiempo y que se establecería en un ‘tiering’ “que garantice que las tasas del mercado monetario a corto plazo del euro no se vean influenciadas indebidamente. El multiplicador también se puede ajustar de acuerdo con los niveles cambiantes de exceso de liquides”.

En ese sentido, ABN identifica dos acontecimientos que sugieren que “éste podría ser el momento adecuado para iniciar un ajuste gradual al alza”.

En primer lugar, “el mercado interbancario es importante para el BCE, ya que un aumento de la ratio de tiering podría hacer subir los tipos interbancarios en un entorno de exceso de liquidez insuficiente, lo que no sería útil cuando se trata de reducir los costes de los préstamos en la economía general”. “Sin embargo, el tipo Euribor a tres meses ha bajado significativamente y ha vuelto a bajar a niveles cercanos a su relación normal con el tipo de los depósitos”. En ese sentido, “un mercado monetario menos disfuncional podría ayudar a facilitar el aumento de los escalones”.

En segundo lugar, “la cantidad de exceso de liquidez ha aumentado considerablemente debido a las compras de activos del BCE y a la gran absorción neta de la TLTRO”. Por lo tanto, “el BCE puede juzgar que puede permitirse aliviar aún más el coste directo para los bancos de su política de tipos de interés negativos y de la QE sin ejercer presión al alza sobre los tipos interbancarios”.

Luis Suárez

Periodista madrileño, ganándome la vida en ElBoletin.com desde 2007. Tras unos escarceos con la macroeconomía, tuve la suerte (es un decir) de desembarcar en la información de banca a tiempo de ser testigo de la crisis financiera internacional y la desaparición de las cajas de ahorros españolas. Siempre denunciando los abusos a clientes y empleados, esos grandes olvidados, ahora soy un converso de las finanzas.
¿Core Tier 1, "fully loaded", Basilea III? Música para mis oídos.

Google Plus de Luis Suárez

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios