www.elboletin.com

El Día del Libro y de la Rosa desplegará 200 paradas en Barcelona el 23 de julio y no habrá contacto físico ni 'selfies'

Dia de Sant Jordi en Barcelona
Ampliar
Dia de Sant Jordi en Barcelona (Foto: David Zorrakino - Europa Press - Archivo)

El Día del Libro y de la Rosa desplegará en Barcelona unas 200 paradas.

miércoles 15 de julio de 2020, 17:23h

El Día del Libro y de la Rosa desplegará en Barcelona este 23 de julio unas 200 paradas, respecto al millar proyectado para el que iba a ser el pasado Sant Jordi, y en esta ocasión la mitad de ellas --unas 111-- en una zona perimetrada pero dispersa en el tronco central de paseo de Gràcia entre plaza Cataluña y hasta la calle Valencia dividida en cinco tramos.

En rueda de prensa este miércoles, el presidente de la Cambra del Llibre, Patrici Tixis, ha asegurado: "Es muy difícil que el Día del Libro no se celebre", y ha apelado a la flexibilidad de la jornada que, permitirá que de una mayor o menor dimensión pueda tener lugar.

"El Día del Libro es flexible y muy seguro, y no tiene ningún tipo de peligro", ha añadido Tixis, mientras que el gerente del Gremi de Llibreters, Marià Marín, ha precisado la voluntad de que sea un día disperso y sin concentraciones.

Según lo previsto, aparte de las 111 paradas de paseo de Gràcia, la ciudad contará también con 90 paradas repartidas por los distritos para que los vecinos acudan a sus librerías de proximidad: "La gente no tiene que bajar a Barcelona. Tiene que ir a su localidad o capital de comarca", ha expresado Marín, que espera que el impacto del Día del Libro en los 956 municipios de Cataluña sea mayor que nunca, y solo ir a la zona de paseo de Gràcia si se trabaja o vive allí.

MEDIDAS DE SEGURIDAD
Bajo la supervisión del Plan de Protección Civil (Procicat), la fiesta será profesional --sólo podrán vender rosas y libros los profesionales acreditados--, lo que eliminará el 70% de las paradas y las concentraciones habituales, aparte de "garantizar a los ciudadanos planes de seguridad y control efectivos".

Las medidas de seguridad de la jornada serán las vigentes, aparte de las consensuadas para las paradas de calle: zonas delimitadas y señalizadas, con perímetros cerrados; sentidos de circulación como los de los vehículos, y garantía de distanciamiento de 2,5 metros cuadrados por persona.

También, controles de aforo obligatorios --en Barcelona se realizarán con dispositivos electrónicos--; personal de control formado; señalética, y la obligación legal de no ir a la fiesta con síntomas.

FIRMAS CON CITA PREVIA
Las firmas de los autores tendrán su propio protocolo: espacios de venta y firma separados; autores destacados por todas las comarcas y no sólo en el centro; petición de cita previa para las firmas en las librerías que organicen la firma --y la anuncien unos días antes--; aparte, no se podrá tocar a los autores ni hacerse 'selfies' con ellos, y estarán "totalmente protegidos" con una mesa de tres metros de ancho, aparte de obligarse a poner gel antes y después de la cola.

En Barcelona reinará la "dispersión" con perímetros amplios, y más allá, cada municipio tendrá la facultad de decidir si lo celebra en las calles --se han desvinculado de la celebración la comarca del Segrià (Lleida), Reus (Tarragona) y librerías de Figueres (Girona) y Barcelona--.

La presidenta del Gremi de Llibreters de Cataluña, Maria Carme Ferrer, ha recordado que en cualquier caso, no sacar parada no significa no celebrarlo porque las librerías y floristerías estarán abiertas: "Todo el mundo podrá ir a comprar libros", ha dicho Ferrer.

Ha concretado que como novedad de esta fiesta los escritores destacados también firmarán en comarcas, aparte de la posibilidad de que las librerías abran hasta más tarde --hasta medianoche--.

El presidente del Gremi de Floristes de Cataluña, Joan Guillén, ha defendido el comercio de proximidad en esta fiesta y ha señalado que este Sant Jordi, además de la rosa roja, también se comercializarán rosas blancas en homenaje a "lo sucedido, a la esperanza, al color de los sanitarios, al duelo y a un futuro en positivo".

El teniente de alcalde de Cultura, Joan Subirats, ha destacado que la jornada no tendrá concentraciones, ya que se ha generado este espacio en el tronco central de la ciudad, mientras que la consellera de Cultura, Mariàngela Vilallonga, ha animado a celebrar un Día del Libro y de la Rosa de apoyo a la cultura.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios