www.elboletin.com

“Combatir la despoblación en España es un reto de 20 o 30 años”

El diputado de Teruel Existe, Tomás Guitarte, en el Congreso.
Ampliar
El diputado de Teruel Existe, Tomás Guitarte, en el Congreso. (Foto: Congreso)

El diputado de Teruel Existe defiende que la despoblación “es el principal problema” y clama por un Pacto de Estado entre partidos y agentes sociales y económicos.

domingo 01 de marzo de 2020, 07:00h

El diputado de Teruel Existe, Tomás Guitarte, tiene claro que la solución al drama de la despoblación que afecta a miles de pueblos en España no es algo que se pueda resolver de la noche a la mañana. En su opinión, es necesario que partidos y agentes sociales y económicos unan fuerzas en un Pacto de Estado que vaya más allá de esta legislatura. “Es un reto que debe mantenerse entre 20 y 30 años”, defiende este parlamentario, para quien esto es el “principal problema del país”.

Así lo afirma en una entrevista a EL BOLETIN en la que explica, entre otras cosas, que el reto demográfico es “una cuestión que afecta a casi todos los ministerios y la solución real debe ser integral”. En este sentido, aplaude la decisión del Gobierno de constituir una comisión delegada al respecto, que este pasado viernes echó a andar con una primera reunión en La Rioja.

La mesa de negociación entre Gobierno y Generalitat sobre el conflicto en Cataluña, las protestas del campo o los Presupuestos son otras de las cuestiones que Guitarte aborda en esta entrevista, en la que también desmiente que en el Congreso los Diputados no trabajen. “Para nada es cierto que no se trabaje, aquí se trabaja y se trabaja bastante”, reconoce. Además, da por olvidadas las presiones que recibió con motivo de la investidura de Pedro Sánchez.

-En breve se cumplirán dos meses de la investidura. Entonces fue usted diana de varios ataques. ¿Cómo se sintió?

En aquellos días estuve un poco preocupado, porque no nos esperábamos de ninguna manera actitudes tan poco democráticas o poco respetuosas con las decisiones que tomamos determinados grupos. Consideramos que es una etapa pasada y casi lo que nos interesa es ponernos a trabajar en el día a día, que es donde tienen que aparecer los resultados de lo que hemos venido hacer aquí.

-¿Ha llegado a arrepentirse de haberse presentado?

No, no. A ese nivel, no, porque no se trata de una decisión poco meditada o de unos días, sino que es fruto de muchos años de trabajo. Las presiones más o menos fuertes no iban a hacer que nos desviaramos del objetivo de toda la lucha de 20 años.

-Ha pasado ya la tormenta y dentro de poco se presentarán los Presupuestos y su voto también es clave. ¿Teme que vuelvan las críticas y los ataques?

Yo creo que no. Por un lado, ya ha pasado esa experiencia, ya se sabe que por más que nos presionen vamos a tomar las decisiones que la agrupación de electores ha venido indicando y nuestra preocupación de momento va a ser exigir que en esos Presupuestos aparezcan las cifras que permitan dar credibilidad a que se va a cumplir el acuerdo que firmamos de legislatura con el PSOE. No creo que se vuelvan a repetir. También creo que fue un espectáculo poco edificante para el conjunto de la democracia española y no creo que a nadie le interese que se vuelvan a repetir ese tipo de presiones ni conmigo ni con nadie.

-Centrándonos en los Presupuestos, ¿qué piden al Gobierno a cambio de su ‘sí’ a las cuentas?

Dadas las circunstancias singulares en la que se encuentra la provincia de Teruel resulta que casi nada de lo que tenemos firmado en el acuerdo de investidura son cuestiones que se puedan iniciar de manera inmediata, inversiones que se puedan iniciar ya. Son trámites que han caducado y muchos de ellos hay que volverlos a repetir. Por eso, la mayoría de las cuestiones que planteábamos son desatascar o desbloquear situaciones de tramitación que impedían ejecutar determinados proyectos y eso no significa casi dinero. Quizás, una de las cosas que más nos interesan, y en la que sí se puede hacer inversión, es la Autovía 68, que une Zaragoza con Alcañiz. Sí que vamos a pedir que se ejecuten obras dentro de esta misma legislatura. También está el Corredor Cantábrico-Mediterráneo, que hay que desbloquearlo, así como que se desbloquee también la apertura de la provincia a efectos de las comunicaciones con Cuenca, la A-40.

Si hay un conflicto y no se habla difícilmente se puede solucionar

Junto a todo esto también queremos que se inicien ya planes reales de implantación de las telecomunicaciones de última generación, que permita a nuestras empresas y emprendedores competir con un mínimo de igualdad con otras zonas.

-¿Está prevista alguna reunión con el PSOE?

Hemos ido manteniendo contactos con los ministerios a los que nos hemos dirigido, no tanto orientados a ver la inclusión en los Presupuestos, sino a que se pongan en marcha estas cuestiones mencionadas antes. Tenemos una reunión prevista para la semana que viene con Transportes y la siguiente con Transformación Digital. No tanto ya porque se piense en los Presupuestos, sino porque en los acuerdos teníamos unos plazos de ejecución y han de iniciarse estos proyectos para cumplir dichos plazos.

-Ya está en marcha la Comisión Delegada para el Reto Demográfico (este viernes se ha reunido en La Rioja). ¿Qué espera de este órgano?

La figura que se elija no es lo principal, sí que creemos importante que se visualice el interés por parte del Gobierno y de que no es solo una responsabilidad del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, sino que es una cuestión que afecta a casi todos los ministerios y la solución real debe ser integral. Veo una buena decisión la de convocar a todos aquellos departamentos que tengan una influencia más directa sobre la problemática a tratar. Para nosotros es importantísimo que se empiecen a estudiar las propuestas incluidas en el documento de la España vaciada de agosto de 2019.

-¿Cómo se combate la despoblación?

Primero hay que ser conscientes de que es un problema que debemos acometer, porque es un problema transcendental del país. Para nosotros es el principal problema de España. Es un problema que se ha generado a lo largo de mucho tiempo y cuya solución no va a ser inmediata, será a medio y largo plazo. La principal medida que reclamamos es que se firme un Pacto de Estado entre todos los partidos y agentes económicos y sociales de forma que, con un mecanismo de financiación, se garantice su ejecución a lo largo de bastantes años independientemente de quién esté cada legislatura al frente del Gobierno. Es un reto que debe mantenerse entre 20 y 30 años y eso requiere una continuidad y una fijación de objetivos por encima de la duración de la legislatura. Luego dentro de ese Pacto de Estado podrán acometerse muchas medidas y es cuestión de ir valorando y dotando de presupuesto.

-¿Qué solución el problema de agricultores y ganaderos?

Compartimos las demandas que han manifestado en las calles el sector de los agricultores. En una enmienda que se discutió estos días en el Congreso ya pusimos de manifiesto medidas inmediatas, que algunas ya se han tomado, como evitar que alguien se vea obligado a vender por debajo de costes de producción. Los costes de producción deben ser respetados. Luego también una serie de reformas en la PAC que garanticen el tejido de los agricultores, que en el fondo es la malla estructural y que sostiene estos territorios.

-¿Está de acuerdo con la mesa de negociación entre Gobierno y Generalitat?

La fórmula de la mesa u otra fórmula casi nos parecía indiferente, pero parece a todas luces necesario hablar. Si hay un conflicto y no se habla difícilmente se puede solucionar. Siempre hemos puesto una condición: para nosotros es que todas esas conversaciones deben estar dentro del marco constitucional español, no se debe pactar nada que no quepa en ese marco y con esas condiciones no tenemos más problemas con que se hable.

-¿Qué le ha parecido la actividad parlamentaria? ¿Hay demasiada crispación?

En lo que son los debates en el Congreso, en especial, los del principio de la legislatura, sí que observé crispación en las intervenciones, tonos demasiado elevados, mucha preponderancia de temas ideológicos aparentemente abstractos, que parecían estar alejados de los intereses de las personas de la calle. Luego se me explicó por compañeros veteranos que en el hemiciclo siempre se exageran un poco las posiciones, hay un poco de teatralización de las posturas, y que luego la vida ordinaria es más de colaboración. En general sí que he observado, quizás al ser el único representante de nuestra agrupación y que tengo que hacerme cargo de labores que en otros grupos harían muchas personas, que hay una intensa actividad de comisiones, de intervenciones. Para nada es cierto que no se trabaje, aquí se trabaja y se trabaja bastante y en poco tiempo nos haremos ya con la concienciación de todas las faenas que tenemos.

-¿Con qué medida, llegado el final de legislatura, diría que ha valido la pena?

Sinceramente, si realmente los españoles nos concienciamos de que el problema del desequilibrio territorial que se ha generado por la acción del Gobierno en las últimas décadas es un problema fundamental del país y veo que se han puesto los primeros pasos, de forma sólida y creíble, para empezar a resolverlo, sería suficiente. Sería un cambio de orientación importantísimo para España. Creemos que la España más equilibrada territorialmente es mucho mejor, más justa, más eficiente y la que refleja la Constitución. Sería un logro suficiente que justificaría el haber llegado aquí.

Gustavo García

Periodista adicto a los pasillos del Congreso de los Diputados y a algún cafetillo y pincho de tortilla en la Cafetería de la Cámara baja entre comparecencia y comparecencia. Los gin-tonics los dejo para los diputados... PSOE, PP, IU, UPyD, Podemos, nada se me escapa. Tampoco le hago ascos a la política local y, en especial, a lo referente a la Comunidad de Madrid, que siempre da mucho juego: Esperanza Aguirre, Ignacio González, Tomás Gómez,... Al pie del cañón en ElBoletin.com desde 2007.

Google Plus de Gustavo García

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios