www.elboletin.com

Crónica de una investidura fallida: reproches, manipulaciones y pocas sorpresas

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, sesión de investidura.
Ampliar
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, sesión de investidura. (Foto: Congreso)

El Congreso tumba la investidura de Pedro Sánchez tras no llegar a un acuerdo con Unidas Podemos, cuyos diputados se han abstenido.

jueves 25 de julio de 2019, 17:54h

Crónica de una investidura fallida. Las manos tendidas y las buenas palabras de PSOE y Unidas Podemos de semanas pasadas han dado paso en las últimas horas a duros reproches y acusaciones, que han acabado con el fracaso de la candidatura de Pedro Sánchez. Más de 80 días después de las elecciones los socialistas solo han logrado un único apoyo, el del diputado del PRC, entre los grupos parlamentarios. Las discrepancias con Unidas Podemos han dinamitado cualquier posible Gobierno de coalición y la amenaza de una repetición de los comicios está sobre la mesa.

En plena ‘resaca’ por la guerra de ofertas y filtraciones a los medios de comunicación desatada ayer por socialistas y morados, los equipos negociadores aireaban esta mañana los trapos sucios. Carmen Calvo y Pablo Echenique se culpaban mutuamente por la ruptura en los contactos. Nadie quería aparecer como el malo de la película.

“Nos han pedido literalmente el Gobierno”, afirmaba la vicepresidenta del Ejecutivo en una entrevista en la SER, de las muchas que ha dado este jueves, en la que acusaba a los de Pablo Iglesias de no haber querido negociar. “¿Qué le quedaría al PSOE para sacar adelante su programa?”, se preguntaba, ya que “si alguien se lee ese documento tiene que pensar qué haría el PSOE en ese Gobierno”, en referencia la propuesta de los morados.

La postura de los socialistas estas últimas horas ha sido clara: el PSOE ha hecho todo lo posible para llegar a un pacto y ha sido todo culpa de Unidas Podemos, que “no se ha movido de su posición inicial”. Así lo ha denunciado la vicepresidenta, cuyo departamento está detrás de la manipulación y filtración a la prensa el documento con las propuestas de Podemos, según maldita.es.

“El sábado tardamos una hora y media en empezar porque el señor Echenique me dijo que si su compañera Irene Montero no era vicepresidenta de Gobierno ellos no se sentaban”, desvelaba la vicepresidenta en la mencionada radio, que defendía que “estas cosas hay que contarlas”.

La formación morada no se ha quedado callada ante estos ataques y el propio Pablo Echenique, también en la SER, mostraba sus dudas de que el Partido Socialista quiera de verdad un acuerdo con ellos. Es más, en su opinión, no quieren ni volver a sentarse a hablar. “En vez de haber empezado a echarnos la culpa de que no haya acuerdo”, manifestaba, “el PSOE debería haber dedicado hasta el último minuto a intentar un Gobierno de coalición”.

“No entendemos por qué ayer a última hora de la tarde el PSOE decidió romper las negociaciones”, decía Echenique, que acusaba a los socialistas de ser los únicos responsables de que los contactos hayan saltado por los aires en el día de ayer.

En medio de todo esto, y a las puertas de que comenzara el debate de investidura, Unidos Podemos contraatacaba con una nueva oferta. Iglesias y los suyos exigían una vicepresidencia, así como los Ministerios de Sanidad, Trabajo y Ciencia. “Pese a que la responsabilidad e iniciativa para formar gobierno le corresponde a Pedro Sánchez”, defendían los morados, que ponían de esta manera la pelota de nuevo en el tejado del PSOE. Sin embargo, Ferraz se mantenía en sus ‘trece’ e insistía en su última propuesta. En ella, accedían a que Irene Montero fuera la vicepresidenta de Asuntos Sociales, “tal y como exigían desde Unidas-Podemos”, y las carteras de Vivienda y Economía Social; Sanidad, Asuntos Sociales y Consumo; e Igualdad.

Con este escenario los diputados tomaban sus escaños para afrontar la segunda votación de la investidura. Antes, Sánchez cargaba desde la tribuna de oradores contra Iglesias. El candidato socialista acusaba al líder de Podemos de impedir cualquier pacto. Para el jefe del Ejecutivo en funciones “el problema nunca fue el programa”, sino los ministerios. “Sigue sin entender”, afirmaba, “que hace falta un gobierno coherente y cohesionado, no dos gobiernos en un gobierno”.

Para el secretario general del PSOE no se ha humillado a los morados en la negociación, tal y como denuncia Iglesias. “¿Alguien considera una humillación ser vicepresidente del Gobierno de España, ser ministro de Sanidad, ser ministro de Igualdad, de Vivienda y Economía Social?”, preguntaba el presidente, que dejaba claro que no sería presidente a cualquier precio. “Si me obliga a elegir entra una Presidencia del Gobierno que no sirva a España o mis convicciones, yo no tengo ninguna duda, elijo mis convicciones y proteger a España”, advertía.

A pesar de estas palabras, que simbolizaban el inicio por parte del PSOE de la campaña electoral, Pablo Iglesias lanzaba un último gesto. “Todavía estamos a tiempo de salvar esta sesión de investidura”, defendía el líder Podemos, que renunciaba al Ministerio de Trabajo a cambio de competencias en políticas activas de empleo”. Algo a lo que también se han opuesto los socialistas, lo que ha llevado a los morados a abstenerse e impedir, de esta manera, que Sánchez saliera investido. Y es que, de que hubiera acuerdo entre ambas formaciones dependía también el voto de otros partidos, como era el caso de ERC y EH Bildu.

Tras todo esto llegaba el momento de votar. Y no ha habido sorpresas. El pleno del Congreso ha tumbado la candidatura de Sánchez con 124 votos a favor, los del Partido Socialista y del PRC; 155 votos en contra, de PP, Ciudadanos, Vox, Junts per Catalunya, Coalición Canaria y Navarra Suma; y 67 abstenciones, correspondientes a Unidas Podemos, PNV, EH-Bildu, ERC y Compromís.

Volvemos a la casilla de salida, aunque ahora el escenario de una repetición electoral es cada vez más probable. “¿Dónde empezamos la campaña?”, bromeaba un alto cargo de Ferraz en los pasillos de la Cámara baja, desde donde el PSOE ha insistido en que el responsable de todo esto es Podemos. Septiembre se convertirá en un mes clave para saber si los ciudadanos tienen que volver o no a las urnas.

Gustavo García

Periodista adicto a los pasillos del Congreso de los Diputados y a algún cafetillo y pincho de tortilla en la Cafetería de la Cámara baja entre comparecencia y comparecencia. Los gin-tonics los dejo para los diputados... PSOE, PP, IU, UPyD, Podemos, nada se me escapa. Tampoco le hago ascos a la política local y, en especial, a lo referente a la Comunidad de Madrid, que siempre da mucho juego: Esperanza Aguirre, Ignacio González, Tomás Gómez,... Al pie del cañón en ElBoletin.com desde 2007.

Google Plus de Gustavo García

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.