www.elboletin.com

Madrid externaliza de nuevo varios tratamientos psiquiátricos ante la “falta de recursos”

Cama de hospital
Ampliar
Cama de hospital

La Comunidad de Madrid licita de manera urgente 60 camas tras quedar el anterior concurso desierto. Las enfermeras denuncian el “abandono en manos de clínicas privadas”.

jueves 11 de julio de 2019, 06:00h

La Comunidad de Madrid insiste en la externalización de la salud mental y lo hace ante “la falta de recursos públicos”. Así lo reconoce la propia Consejería de Sanidad, que ha tenido que tramitar de manera “urgente” un nuevo contrato para “poder prestar estos tratamientos de forma adecuada y en plazo a los pacientes que se encuentran pendientes de ingreso”.

En este sentido, en varias ocasiones, según se puede leer en los pliegos de condiciones, el Gobierno madrileño admite que la “actual falta de recursos suficientes” obliga a la externalización. Algo que recalcan al ver que “el Servicio Madrileño de Salud no dispone en la actualidad” ni de los “recursos asistenciales” ni del “personal especializado” para este servicio.

La Consejería de Sanidad ha publicado este nuevo concurso tras varios reveses en la licitación; ahora ha puesto un presupuesto base de licitación de 4,8 millones de euros. A cambio, las clínicas privadas tendrán que poner 60 camas durante 731 días e “iniciar de inmediato” los tratamientos debida la “repercusión clínica y social que supone la interrupción” de los mismos.

A vueltas con la externalización

En concreto, la Comunidad de Madrid ha planteado dos lotes de 30 camas cada uno. Sin embargo, esta externalización en materia de salud mental viene de lejos. De hecho, la propia Administración recuerda que “se vienen celebrando contratos públicos de hospitalización psiquiátrica en centros concertados” por esta citada “falta de recursos”.

La salud mental en el acuerdo PP-Ciudadanos

En el reciente acuerdo se dedica un punto a la salud mental. En él se menciona impulsar un nuevo Plan Estratégico para el periodo 2020-2030 con su correspondiente “aumento de los recursos intermedios y una ampliación del número de camas en atención hospitalaria psiquiátrica”.

La respuesta de las enfermeras madrileñas no se ha hecho esperar al leer esta promesa. La Asociación Madrileña de Enfermería (AME) denuncian que la gestión de la salud mental “lleva abandonándose en manos clínicas privadas (todas ellas de la Iglesia) desde hace más de 25 años”. Es más, evidencian la diferencia entre la privada y la pública: “Solo hay dos hospitales públicos especializados en salud mental (Dr. R. Lafora e Instituto José Germain) frente a cinco clínicas privadas”. Por ello, resumen que lo único que persiguen PP y Ciudadanos es “aumentar los conciertos con clínicas privadas”.

Las dificultades a la hora de poder externalizar este servicio también han aparecido a lo largo de los últimos años. Según relata la Comunidad de Madrid, en 2017 se dedicaron 99,8 millones para cientos de camas. “Quedaron sin cubrir la mayoría de los lotes licitados por falta de ofertas adecuadas para su ejecución”, completan desde el Ejecutivo madrileño.

En aquella ocasión, únicamente la Clínica San Miguel se hizo con uno (90 camas) de los ocho lotes que se lanzaron. Así quedaban 670 camas de cuidados prolongados y de tratamiento más rehabilitación sin cubrir. Pero la Comunidad de Madrid volvió a la carga con una nueva intentona, que también ha traído cola.

“En este concurso se convocan nueve lotes de hospitalización, de los que tres corresponden a la prestación de Unidades Hospitalarias de Tratamiento y Rehabilitación, para los que se ha presentado una sola licitación, quedando sin oferta dos de los lotes por un total de sesenta camas para prestar este tratamiento hospitalario a personas con trastorno mental grave”, sentencian.

Y son estos lotes que se han quedado ‘vacíos’ de ofertas los que la Comunidad de Madrid ha vuelto a sacar la Comunidad de Madrid ante los aprietos.

¿En qué consiste el servicio?

Las clínicas que se hagan con el contrato tendrán que atender a pacientes adulos que presenten Trastornos Mentales Graves con edades comprendidas entre 18 y 60 años. Estas unidades especializadas, con un tiempo de estancia entre un mes y seis meses máximo (con excepciones médicas) persiguen la “rehabilitación e integración” de estos usuarios.

Según explica la Consejería de Sanidad, entre las actividades que se desarrollarán se encuentran tratamientos farmacológicos, psicoterapia individual y/o grupal o el diseño de un plan individualizado de tratamiento y rehabilitación para cada paciente.

Marco González

Periodista o intento, por lo menos. Aprendiendo. Y todo con un mejunje en la cabeza, pero con el periodismo comprometido como pegamento de unión.

Google Plus de Marco González

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.