www.elboletin.com

“Ni renta abusiva ni dejar mi casa”: los inquilinos de vivienda pública en manos de fondos buitre se rebelan

Manifestación por la vivienda.
Ampliar
Manifestación por la vivienda. (Foto: PAH)

Familias de Torrejón se unen a las de Vallecas y Carabanchel y organizan su “resistencia” para que Fidere renueve sus alquileres con el IPC.

sábado 06 de julio de 2019, 09:00h

Vallecas, Carabanchel y ahora Torrejón de Ardoz. Cada vez más inquilinos de las viviendas públicas que Ignacio González y Ana Botella vendieron a fondos buitre se rebelan contra las subidas de alquileres que les trata de imponer su nuevo casero al considerarlas abusivas. El motivo: muchos de los vecinos accedieron a esas casas cuando pertenecían a la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo de Madrid (EMVS) o al Ivima, y se les adjudicaron precisamente por su situación económica, por lo que no pueden pagar las nuevas rentas, con subidas de hasta el 80% que les exige ahora la socimi Fidere, perteneciente al fondo de inversión Blackstone.

Las familias del bloque de Torrejón de Ardoz en la calle Juan Gris compuesto por 17 portales, propiedad de Fidere, se han sumado esta semana a la campaña ‘Bloques En Lucha’, según informa a este diario el Sindicato de Inquilinas e Inquilinos de Madrid, lo que significa que “de ahora en adelante, cuando finalicen sus contratos de alquiler, no firmarán las subidas abusivas que les impone el fondo buitre pero tampoco se marcharan de sus viviendas. Por el contrario, van a permanecer en ellas pagando lo que venían pagando hasta ahora, y en caso de que el fondo buitre no acepte los alquileres, estos serán depositados en los juzgados”. Su objetivo: que el fondo renueve sus alquileres con subidas vinculadas al IPC.

Los activistas por el derecho a la vivienda explican que el fondo buitre Blackstone ya ha sido informado de “la organización y la resistencia de estas familias a través del envío de un burofax firmado por el Sindicato de Inquilinas e Inquilinos”.

Para dar idea de la magnitud del problema de estas familias de Torrejón, el Sindicato de Inquilinas cuenta el caso Magdalena, del portal 17 que con seis hijos y su pareja enferma explica: “Fidere nos quieren subir el alquiler de los 737,66 euros más comunidad que pagamos actualmente a 998 euros sin comunidad durante el primer año, para ya en el segundo y tercer año incluirnos la comunidad y el IBI lo que supondría pagar unos 1200 euros al mes”. Parecida situación denuncia Diana que vive con sus dos hijos pequeños en el portal 8 y que cuenta que “d epagar 705 euros nos quieren imponer una subida durante el primer año que asciende a 952,21 euros sin la comunidad para ya el segundo y tercer año pagar la comunidad y el IBI lo que supondría pagar unos 1200 euros al mes. Algo imposible para mi familia”.

Mientras que Paula, del portal 4, recuerda que entró a vivir en 2015 en el bloque y que como muchos otros vecinos de Juan Gris lo pudo hacer “con ayuda de la Comunidad de Madrid por lo que a mí me hicieron presentar muchísimos documentos para que me lo pudieran dar que demostraran que cumplía unas condiciones especiales”. Paula tiene un bebé de 17 meses por lo que “una subida total de un 62% como nos quiere imponer Fidere nos es totalmente inadmisible”. Mientras que Ángela, del portal 3, considera que “la subida de 736 euros a 967 euros que nos impone Fidere además de abusiva es injusta porque no tiene en cuenta “que para entrar en este piso, en mayo del 2016, tuvimos que renunciar antes al 14% de una vivienda en Vicálvaro que había heredado mi marido porque no podíamos tener ninguna propiedad en la comunidad de Madrid”.

De esta manera el bloque de Juan Gris de Torrejón de Ardoz se suma a los bloques del PAU de Carabanchel y del Ensanche de Vallecas, propiedades también de Fidere-Blackstone, que a lo largo del mes de junio se han sumado a la ‘resistencia’.

Concretamente, en Carabanchel se trata de familias del bloque en la calle Jacobeo 62 A, 62 B, 64 A, 64 B, 66 A, 66 B, 68 B, 68 C. Mientras que en el Ensanche de Vallecas son un grupo de vecinas y vecinos de las calles El Boalo, Bulevar de la Naturaleza y Honrubia.

Desde el Sindicato de Inquilinos explican que no son casos aislados ya que “Fidere-Blackstone está realizando las mismas operaciones en todos los edificios que tienen en Madrid: imponer subidas abusivas a los vecinos y o no renovar los contratos” .por lo que consideran muy probable que durante las próximas semanas “veamos como más bloques propiedad de este fondo e vayan declarando ‘Bloques En Lucha’”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.