www.elboletin.com

Naturgy mejora un 57% su beneficio recurrente y eleva sus inversiones un 30%

Sede de Naturgy en Barcelona
Ampliar
Sede de Naturgy en Barcelona (Foto: Naturgy)

El grupo registra unas pérdidas de 2.822 millones tras sanear sus centrales en España

miércoles 30 de enero de 2019, 11:40h

Naturgy, la antigua Gas Natural Fenosa, cerró el ejercicio pasado con unas pérdidas de 2.822 millones, debido a la depreciación de sus centrales de generación de electricidad tradicionales por valor de 4.851 millones en el primer semestre del año. Sin tener en cuenta este ajuste contable, la compañía habría obtenido un beneficio recurrente de 1.245 millones de euros, un 57% más que en 2017.

A finales del pasado mes de junio, con motivo de la presentación de su nuevo plan estratégico, Naturgy ya anunció esta revisión del valor de sus activos llevada a cabo como consecuencia de la actualización de las principales hipótesis y proyecciones de los negocios, lo que motivó un deterioro contable de 4.851 millones de euros, que impacta significativamente y de forma extraordinaria en la cuenta de pérdidas y ganancias consolidada del ejercicio 2018.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) cerró 2018 en los 4.019 millones de euros, con un incremento del 3%. Sin considerar los elementos no recurrentes, el Ebitda ordinario creció casi un 12%, hasta los 4.413 millones de euros.

La evolución de los tipos de cambio entre enero y diciembre del año pasado tuvo un impacto negativo de 218 millones de euros en Ebitda y afectó a todas las divisas en las que opera la compañía, principalmente el peso argentino, el real brasileño y el dólar.

La cifra de facturación del grupo en el total del ejercicio ascendió a 24.339 millones de euros, con un incremento del 4,9% frente a los 23.207 millones de euros de 2017.

A cierre del ejercicio, la deuda financiera de Naturgy fue de 13.667 millones de euros, un 10% menos que a cierre de 2017. Por su parte, el free cash flow se situó en los 3.055 millones de euros, frente a los 746 millones del periodo anterior.

La compañía generó 5.500 millones de euros de caja durante el ejercicio a través de la positiva evolución del negocio y las desinversiones de activos no estratégicos, que se ha dedicado, principalmente, al crecimiento en activos estratégicos, reducir deuda y remunerar al accionista.

En concreto, se invirtieron 2.321 millones de euros, un 30% más que en el ejercicio 2017. Las inversiones en proyectos de crecimiento orgánico supusieron más del 70% del total, hasta los 1.638 millones (+76%).

Áreas de negocio

Por unidades de negocio, Gas&Power, que crece en todas sus actividades, registró un Ebitda ordinario de 1.453 millones de euros (+52,1% respecto a 2017) debido principalmente al negocio internacional de GNL y a la comercialización de gas.

El negocio de Infraestructuras EMEA incrementó su Ebitda un 2,2%, hasta los 1.849 millones de euros, gracias al buen comportamiento de las redes de gas y electricidad y de Europe Maghreb Pipeline Limited (EMPL).

El resultado del negocio de Infraestructuras América del Sur (Chile, Argentina y Brasil, principalmente) se vio afectado por la evolución negativa del tipo de cambio que impactó en 171 millones el Ebitda de esta división de negocio, que disminuyó hasta los 846 millones de euros en términos ordinarios (-3,5% sobre 2017).

En el caso de Infraestructuras Norte Latinoamérica (México y Panamá) el impacto de las divisas fue de 16 millones en el EBITDA, que alcanzó los 275 millones de euros ordinarios (-3,2% respecto al ejercicio anterior).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.