www.elboletin.com

La descomposición de Podemos

Pablo Iglesias, Íñigo Errejón e Ignacio Espinar
Ampliar
Pablo Iglesias, Íñigo Errejón e Ignacio Espinar

La dimisión de Ramón Espinar y el movimiento de Errejón provoca una crisis sin precedentes en Podemos Madrid.

viernes 25 de enero de 2019, 14:18h

La dimisión de Ramón Espinar como secretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid es el último episodio de una serie política que, a estas horas, se desconoce si tendrá una temporada más. La crisis abierta en el partido tras el movimiento de Iñigo Errejón invita creer en la posibilidad de una refundación del partido en pleno inicio de ciclo electoral.

Primero fue Juan Carlos Monedero, luego Luis Alegre y Carolina Bescansa, y por último Iñigo Errejón. De aquel embrión de Podemos apenas queda Pablo Iglesias en primera línea del partido. Ya ni siquiera Ramón Espinar, persona hasta ahora de máxima confianza de la actual dirección y que, según apuntan diversas fuentes, se mostraba a favor de buscar un entendimiento con la plataforma de Errejón.

Las luchas intestinas, la ambición y la ‘venganza’ han ido minando la confianza mutua que se tenían los unos a los otros hasta convertir el partido en un espacio donde una mano no sabe lo que hace la otra. Un hábito de los partidos clásicos que Podemos no ha conseguido evitar.

Con el objetivo de encauzar la situación, varios secretarios generales autonómicos de la formación morada se han reunido este viernes en Toledo por decisión propia en busca de la unidad perdida. Un encuentro acordado sin el beneplácito expreso de la dirección de Podemos y que muchos han interpretado como una afrenta a Pablo Iglesias.

Sin embargo, algunos de los ‘barones’ presentes también han mostrado su rechazo a las maneras con las que Iñigo Errejón decidió emprender su camino hacia ‘Más Madrid’.

En ese sentido, los secretarios autonómicos congregados, entre los que faltaban Teresa Rodríguez y Ramón Espinar, entre otros, consideran fundamental vacunarse para tratar de evitar que se extienda el caos y la ruptura que está sufriendo la organización en la Comunidad de Madrid.

Pablo Iglesias, tras la decisión de Espinar, ha decidido convocar a la dirección estatal de Podemos para el próximo 2 de febrero.

Por otro lado, existen voces dentro del partido que ven el movimiento de Errejón como una oportunidad para ‘refundarse’ hacia una formación más rupturista y menos “sofisticada” en la práctica y la teoría. Una oportunidad para construir un partido a la izquierda del movimiento Errejón.

Ander Cortázar

Periodista

Google Plus de Andre Cortazar

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios