www.elboletin.com

Bankia aspira a duplicar el pago de dividendos en los próximos tres años

Sede operativa de Bankia
Ampliar
Sede operativa de Bankia

De acuerdo con el Plan Estratégico presentado hoy, el beneficio alcanzará los 1.300 millones de euros en 2020, más que duplicando los 505 millones de 2017.

martes 27 de febrero de 2018, 09:44h

Bankia prevé repartir entre sus accionistas más de 2.500 millones de euros en los próximos tres años, más del doble que los 1.160 millones abonados en los últimos cuatro años, de acuerdo con el Plan Estratégico para el período 2018-2020 que ha presentado hoy el presidente de la entidad, José Ignacio Goiriolzarri, y que prevé alcanzar un beneficio de 1.300 millones para 2020.

Esta cifra de dividendos es consecuencia de la intención de elevar al 45-50% el porcentaje de beneficios que va a destinar al pago de dividendo ordinario en efectivo y de reintegrar el exceso de capital sobre el 12% CET1 ‘fully loaded’.

Tal y como ha destacado Goirigolzarri, el aumento del pago a los accionistas supondrá “un importante avance en la devolución de las ayudas públicas”. El presidente de Bankia ha señalado que “nuestro objetivo es convertirnos, en estos tres años, en el mejor banco de España, lo que significa, en primer lugar, ser el banco más rentable, eficiente y solvente entre los grandes del sector, y en segundo lugar contar con clientes más satisfechos, equipos más comprometidos y mayor reconocimiento social”.

El banco prevé alcanzar un beneficio de más de 1.300 millones en el último ejercicio del plan estratégico, un 157% más que en 2017, y elevar su ROE (rentabilidad sobre fondos propios) al 10,8%, una vez ajustado a un nivel de capital del 12%. El aumento de las ganancias se producirá gracias por un lado a unos mayores ingresos por incremento de los volúmenes de negocio y por otro de la contención de costes, lo que dará lugar a que la ratio de eficiencia se sitúe por debajo del 47%, frente al 56% de cierre del año pasado.

Bankia se plantea el objetivo de captar 400.000 clientes particulares hasta 2020

Para incrementar los ingresos, la entidad prevé elevar un 5% la base de clientes particulares (400.000 más) y un 20% la de empresas (12.500 más), y mejorar sus cuotas de mercado en originación de hipotecas (del 7,3% al 10,8%), en crédito a empresas (del 6,9% al 7,7%), en préstamos al consumo (del 5,5% al 6,6%), en fondos de inversión (del 6,4% al 7,2%) y en medios de pago (del 8,1% al 9% en número de tarjetas de crédito), entre otros negocios.

Al tiempo, el banco continuará con su política de control de costes de los últimos años y los reducirá un 2,5%, lo que permitirá elevar hasta 190 millones de euros las sinergias previstas derivadas de la fusión con BMN, frente a los 155 millones anunciados el pasado mes de junio.

Con todo ello, el beneficio se elevará por encima de 1.300 millones en 2020, aunque en caso de que la curva de tipos se acelere ligeramente sobre la previsión base del plan, el beneficio superaría los 1.500 millones. Dado que el porcentaje de beneficios que se destinará al pago de dividendo ordinario (payout) oscilará en este periodo entre el 45% y el 50%, el beneficio por acción de 2020 se situará en torno a los 0,43 euros frente a los 0,26 euros de 2017. Si el beneficio se sitúa en 1.500 millones, ascenderá a 0,51 euros.

Por el lado del balance, la entidad prevé incrementar el saldo de recursos gestionados de clientes, tanto en depósitos como en fondos de inversión, planes de pensiones y seguros, así como el saldo de crédito, al tiempo que continuará la reducción de dudosos y de adjudicados, y elevará la tasa de cobertura.

Los mayores crecimientos en créditos se producirán en el segmento de empresas, donde se espera un aumento del saldo del 7,9% anual, hasta alcanzar los 41.500 millones en 2020 (sin contar improductivos), debido, entre otros factores, a la desaparición de limitaciones en créditos a empresas con acceso a los mercados y en compañías de promoción inmobiliaria. En crédito al consumo, la entidad prevé un crecimiento anual medio de saldos del 16,2%, hasta llegar a 6.800 millones en 2020, en tanto que en el mercado de hipotecas el saldo total descenderá a un ritmo del 2,2% medio anual, debido a que las amortizaciones seguirán superando a las nuevas concesiones.

El aumento del crédito estará acompañado de una nueva reducción de los activos problemáticos (dudosos y adjudicados) de 8.800 millones, que dejará el saldo total en 8.400 millones de euros. De esta forma, la tasa de morosidad se situará en el 3,9%, la tasa de cobertura quedará en el 56% y el coste de riesgo (provisiones sobre riesgo crediticio) en 24 puntos básicos, de acuerdo con el Plan Estratégico.

Los cálculos del plan estratégico están realizados con una previsión de crecimiento del PIB español por encima del 2% durante los tres años, con un euríbor que alcanzará una media del 0,73% en 2020 y un escenario de paulatina recuperación del crédito.

Luis Suárez

Periodista madrileño, ganándome la vida en ElBoletin.com desde 2007. Tras unos escarceos con la macroeconomía, tuve la suerte (es un decir) de desembarcar en la información de banca a tiempo de ser testigo de la crisis financiera internacional y la desaparición de las cajas de ahorros españolas. Siempre denunciando los abusos a clientes y empleados, esos grandes olvidados, ahora soy un converso de las finanzas.
¿Core Tier 1, "fully loaded", Basilea III? Música para mis oídos.

Google Plus de Luis Suárez

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.