Naturgy se convierte en uno de los principales inversores en renovables de España en 2019

Sede de Naturgy en Barcelona
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Naturgy obtuvo un beneficio neto de 901 millones de euros en los nueve primeros meses del año, frente a las pérdidas de 3.040 millones de euros que reportó en el mismo periodo del ejercicio pasado como resultado del deterioro de casi 4.900 millones por la depreciación que llevó a cabo de sus activos, especialmente los de generación en España. La compañía alcanzó un Ebitda ordinario de 3.397 millones de euros, un 5% más.

Estos resultados se dieron a pesar de la falta de crecimiento de los negocios regulados y la ralentización de los negocios liberalizados en un escenario energético más adverso que el del ejercicio anterior, destaca el grupo, quien también señala que los resultados registrados superan el consenso de mercado hasta el 30 de septiembre.

En concreto, Naturgy ha logrado superar las previsiones del consenso de las 15 firmas de analistas que han participado en su elaboración y que estimaban un Ebitda promedio reportado de 3.267 millones de euros y un beneficio neto de 893 millones de euros.

Los primeros nueve meses de 2019 han estado marcados por la apuesta por las energías renovables, con una inversión cercana a los 400 millones de euros, la mayor de su historia de la compañía, que se ha convertido en uno de los principales inversores en tecnologías limpias durante este ejercicio “demostrando su firme compromiso con la transición energética”. De esta forma, durante el tercer trimestre de 2019, Naturgy se ha convertido en la primera empresa en conectar a la red la totalidad de la potencia adjudicada en la última subasta fotovoltaica de España, 250 MW.

En su conjunto, la compañía ha invertido más de 1.100 millones de euros en el periodo, que se han destinado principalmente al desarrollo de proyectos renovables, donde destacan los 290 MW de proyectos solares y eólicos puestos en operación en España en el periodo. Con todo, la capacidad instalada en el país asciende ya a cerca de 1,5 GW, un 25% más.

La compañía también ha invertido en el desarrollo de 180 MW de energía eólica en Australia y 324 MW de capacidad eólica y solar en Chile, que entrarán en operación antes del tercer trimestre de 2020 y del primer trimestre de 2021, respectivamente.

En los nueve primeros meses del año, la compañía energética redujo su deuda neta en 176 millones de euros, a pesar de las importantes inversiones acometidas y sus compromisos de remuneración al accionista.

Dividendo

El Consejo de Administración aprobó el segundo dividendo a cuenta de resultados del año en curso de 0,473 euros por acción, que se distribuirá el próximo 12 de noviembre. Este dividendo se suma al programa de recompra de acciones, en línea con el compromiso adquirido en su Plan Estratégico 2018-2022.

Además durante el tercer trimestre, la compañía completó la amortización de 16.567.195 acciones propias equivalentes al 1,7% del capital, con el correspondiente incremento del beneficio por acción.