El 70% de los médicos secunda la huelga de la sanidad catalana

La huelga de la sanidad catalana ha sido un éxito según el sindicato convocante, Metges de Catalunya (MC), que ha elevado el seguimiento en los centros de salud y concertados hasta el 71% y han hablado de “respuesta contundente” de la comunidad sanitaria. Una cifra que no se corresponde con la proporcionada por la Generalitat, que ha asegurado que sólo el 20% de los médicos han secundado los paros de hoy.

Los datos proporcionados por el sindicato MC, el mayoritario en la sanidad pública catalana, corresponden a los paros de los médicos del primer turno de mañana tanto de los centros de atención primaria, donde el seguimiento ha sido del 65%, como de los hospitales, donde el 76% de los médicos ha secundado este primer día de huelga, informa Europa Press.

Según MC, por provincias Barcelona ha sido la que ha presentado el mayor seguimiento, con el 78% entre los médicos de atención primaria y el 80% de hospitales, seguida de Girona, Tarragona y Lleida, todas ellas con un 53% en la atención primaria y un 65% en los hospitales.

Una “respuesta contundente” de los médicos, según el sindicato, a la política de recortes de la Generalitat, a la que la comunidad sanitaria también pide que reflexione para que los presupuestos de 2012 prioricen la sanidad pública, universal y de calidad.
No obstante, para el Gobierno autonómico la respuesta de los médicos, cuyo seguimiento de la huelga ha cifrado en un 20%, no ha sido tal, ya que el paro no ha logrado paralizar la sanidad catalana

Diálogo.

Según ha indicado el secretario de Estrategia y Coordinación de la Consejería de Salud regional, Francesc Sancho, el hecho de que los médicos no hayan secundado mayoritariamente estos paros no hace más que ratificar que la vía del acuerdo y del diálogo es la única salida al malestar de los profesionales sanitarios. Ha asegurado también que la huelga no ha afectado a los servicios mínimos decretados, que garantizaban la atención urgente y la actividad de tratamiento como la radioterapia, la quimioterapia y las operaciones quirúrgicas inaplazables.

Para el Gobierno catalán, el hecho más llamativo de esta huelga ha sido la cancelación de unas 20.000 visitas, que deberán reprogramarse.