La Cañada Real abre un nuevo frente entre Gallardón y Aguirre

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los ayuntamientos de Madrid, Rivas y Coslada rechazaron hoy la propuesta de Ley de la Comunidad de Madrid para la Cañada Real Galiana, alegando que permite comprar terrenos de la vía pecuaria antes de llegar a un acuerdo social, y “pretende eludir la responsabilidad de la Comunidad en este asunto”.

Por su parte, la delegada de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid, Pilar Martínez, explicó que la propuesta regional “no soluciona el problema sino que lo agrava”. “La Comunidad de Madrid ha incumplido unilateralmente el acuerdo del 7 de julio al añadir al artículo 3 de la Ley el punto 4, que permite vender terrenos antes de llegar a un acuerdo social. Esto agrava el problema y lo traslada a los ayuntamientos, sin resolverlo, estimulando la compra de zonas públicas”, alegó la concejala, según Europa Press.

Los tres ayuntamientos, del PP (Madrid), PSOE (Coslada) e IU (Rivas), recordaron este lunes a la Comunidad de Madrid que “la simple desafectación no le permite eludir el ejercicio de sus competencias” en materia social en la Cañada Real y advirtieron a los potenciales compradores del suelo desafectado que “no modificarán la clasificación del suelo, quedando éste como zona verde especialmente protegida”.

En esta línea, los tres municipios solicitaron, en un comunicado conjunto a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que “vuelva a convocar la Mesa de Negociación y que ofrezca garantías de que durante el trámite parlamentario se cumplirá lo acordado con la Delegación del Gobierno y los ayuntamientos”.

“La ley, lejos de resolver el problema social y el de prevalencia del Estado de Derecho, favorece a una minoría con capacidad adquisitiva suficiente para poder comprar el suelo que ha ocupado ilegalmente ya sea para recreo, para actividades económicas irregulares o para vivienda”, criticaron conjuntamente desde los tres ayuntamientos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA