Feijóo admite que Dorado ‘hizo negocios’ con la Xunta

Alberto Núñez Feijoó, presidente de la Xunta de Galicia

Alberto Núñez Feijoó, presidente de la Xunta de Galicia

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha admitido esta mañana ante el Parlamento autonómico que empresas de Marcial Dorado, el contrabandista ahora condenado por narcotráfico, pudieron haber contratado con la Administración gallega.

Feijóo ha reconocido de forma implícita las adjudicaciones que pudo realizar cuando era alto cargo en la Xunta a las empresas del narco Marcial Dorado, aunque el jefe del Ejecutivo gallego lo ha hecho de forma indirecta, ya que se ha limitado a señalar que cuando más “ayudas y subvenciones” recibieron las firmas del contrabandista fue durante el bipartito de socialistas y nacionalistas que gobernó Galicia, entre 2005 y 2009.

Además, y según informa elmundo.es, el jefe del Ejecutivo gallego ha afirmado durante su comparecencia en la Cámara: «Ustedes tuvieron en su mano revisar todos los contratos de la Xunta a lo largo de la historia y podrían haber comprobado si se había cometido alguna irregularidad”, para a continuación contraatacar y añadir que en la etapa de socialistas y nacionalistas sí se adjudicaron contratos a las empresas de Dorado.

Piden su dimisión

Por su parte, Los tres grupos de la oposición en el Parlamento gallego piden a Alberto Núñez Feijóo que abandone la Presidencia de la Xunta al considerar “increíbles” las explicaciones que ha ofrecido esta mañana de su relación con el narcotraficante en prisión.

Ante el pleno de la Cámara, tras escuchar la versión del mandatario autonómico, el portavoz del BNG, Francisco Jorquera, ha censurado que «mientras mucha gente moría» a causa de las drogas y del Sida, Feijóo viajaba a A Illa de Arousa «a visitar a su ejecutor». Informa Europa Press.

En este argumento también ha hecho hincapié el representante de AGE, José Manuel Beiras, quien, visiblemente emocionado, ha acusado a Feijóo de «violar los principios de la ética social». «Me hace llorar de asco, de ira, de indignación», le ha espetado.

Por su parte, el socialista Pachi Vázquez ha descartado que el presidente gallego no conociese a Marcial Dorado, tirando de ironía al señalar que «seguramente es quien mejor lo conocía, ya que andaba todos los días con él». Y, tras reprocharle que no se disculpe con Galicia, ha apelado a su «generosidad» para que dimita y no comparta su «vía crucis» con la comunidad.