La ampliación de la ayuda a los parados costará 900 millones más

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Gobierno ha dado su brazo a torcer. Finalmente la ayuda extraordinaria de 420 euros se ampliará a todos aquellos parados que hayan agotado todas las prestaciones desde el 1 de enero, algo que supondrá un aumento del gasto público de 900 millones de euros.

El PSOE acordó hoy con los grupos de izquierda del Congreso modificar la fecha, que inicialmente estaba fijada en el 1 de agosto, tal y como se establecía en el real decreto aprobado en el Consejo de Ministros celebrado el pasado 13 de agosto. El Ejecutivo ampliará a 700.000 personas la cobertura y se hará efectiva a partir del mes de noviembre, según ha confirmado el portavoz socialista, José Antonio Alonso, con lo que el desembolso total del Gobierno, si se aplica una sencilla multiplicación, ascenderá a 1.700 millones de euros en seis meses.

Sin embargo, Moncloa cifra la cuantía de la ayuda en 642 millones de euros; de ser correctos estos cálculos, el coste total del subsidio será de unos 1.342 millones.
Minutos antes de conocerse la noticia la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado, aseguraba que el Ejecutivo estaba abierto al pacto, ya que desde que se aprobó la medida las críticas por parte de sindicatos y partidos políticos no cesaron.

La ministra de Economía recordaba también que ampliar la ayuda originará un aumento del déficit público. Precisamente ayer se conocía que el Estado ha gastado en lo que va de 2009 un 24,5% más que en el mismo período de 2008, que el déficit se ha quintuplicado hasta junio y que representa ya el 4,69% del Producto Interior Bruto (PIB) .

Respecto a la polémica surgida sobre si los que reciban estas ayudas saldrán de las listas de parados, la secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo, aseguró hoy que la Administración central no hará ninguna modificación en los sistemas estadísticos y que se remitirá a la norma correspondiente, por lo que dichos parados seguirán en las listas de desempleo a no ser que realicen cursos de un número de horas determinado.

El acuerdo también suprime del texto la condición de que la tasa de desempleo esté por encima del 17% para mantener el ‘cheque parado’ más allá de seis meses. Además, una vez que la medida haya entrado en vigor y transcurran los seis meses se estudiarán las fórmulas para ver si es necesario prorrogarla y de qué manera.

El acuerdo se conoce el día en el que se ha sabido que el número de parados registrados en las oficinas del Instituto Nacional de Empleo (Inem) subió en agosto un 2,4% respecto al mes anterior, al sumar 84.985 personas, con lo que se pone fin a una racha de descensos registrados en los últimos tres meses. Así, según las cifras publicadas hoy por el Ministerio de Trabajo e Inmigración, el total de desempleados se situó el pasado mes en 3.629.080 personas. El dato publicado hoy supone el segundo peor registro de un mes de agosto desde que se inició la serie en 1996, sólo superado por el de 2008, cuando el desempleo subió en 103.085 personas. Según los registros del Inem, en el último año, un total de 1.099.079 personas han pasado a engrosar las listas del desempleo, lo que representa un crecimiento interanual del 43,44%.

La secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo, ha destacado en un comunicado que los datos de agosto se han visto afectados por las nuevas incorporaciones al mercado laboral, la finalización de contratos de temporada y una menor contratación. Además ha querido quitar hierro al nuevo aumento del desempleo al señalar que desde 2001 el paro ha venido subiendo de forma “ininterrumpida” durante el mes de agosto. En la misma línea se ha expresado la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, que ha culpado a factores estacionales la destrucción de puestos de trabajo durante el pasado mes de agosto y se ha declarado “más optimista” de cara al futuro porque la tendencia es de “una desaceleración del crecimiento del desempleo”.

Por sectores, sólo la agricultura redujo su número de parados, con apenas 0,09% desempleados menos en sus filas. En el resto de sectores aumentó el paro, especialmente en los servicios, que se apuntaron 47.805 desempleados más (+2,3%), y la construcción, donde el paro repuntó en 20.400 personas (+2,9%). La industria registró 11.471 parados más (+2,4%).

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA