Los bomberos recuerdan a Botella que el parque que quiere cerrar fue clave en las labores de socorro del 11M

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Los bomberos madrileños que se verán afectados por el cierre del parque número 6, ubicado en la calle Imperial, detrás de la Plaza Mayor, han recordado a Ana Botella que su decisión puede ser ‘fatal’ para los ciudadanos y edificios del centro de Madrid. Los trabajadores de este parque colaboraron en las labores de socorro del 11M y ayudaron a extinguir los incendios del edificio Windsor y de la discoteca Alcalá 20.

Así lo ha indicado a EL BOLETÍN Domingo Pérez, uno de los bomberos de este parque y delegado de CCOO, quien ha explicado que esta emblemática instalación, abierta desde 1884, también tuvo una intervención crucial en el incendio de los almacenes Arias.

Los bomberos, que iniciaron sus protestas a finales del año pasado al conocer que la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, quería cerrar este parque para construir un hotel de lujo, cuentan con el apoyo de la ciudadanía. Tal es así que hoy mismo han entregado en el registro municipal del Ayuntamiento más de 60.000 firmas  de vecino y turistas “preocupados y descontentos” con esta medida. Tras ello, se han concentrado frente a la sede del consistorio junto a compañeros del Samur.

Este colectivo asegura, según una nota de prensa de CCOO, que “tras las continuas dimisiones que se están produciendo por el caso Madrid Arena, el Área de Seguridad de Madrid vuelve a tener continuos cambios”, ya que Fátima Núñez se va del cargo y Antonio de Guindos divide su macro concejalía saliendo del Área de Seguridad. “Todo esto hace que decisiones transcendentales para la seguridad de la ciudadanía de Madrid, y muy concretamente de la zona centro de esta capital, se vean suspendidas y sin respuesta a día de hoy”.

Los bomberos se refieren a cuál será la ubicación exacta del nuevo parque que sustituirá al número 6. Concretamente, exigen a Botella “saber de una vez y claramente de dónde se sacará el dinero para construir el nuevo parque, ya que las arcas municipales recibirán cerca de 22 millones de euros con la recaudación de la tasa del mantenimiento de Bomberos en 2013” y este dinero se repartirá entre otras áreas.

Además, instan a la alcaldesa a elaborar un “estudio de impacto en la seguridad de la zona centro” para “valorar riesgos en caso de haberlos por el cierre y la reubicación de este emblemático parque” que da servicio a museos, palacios, edificios públicos de espectáculos y zonas comerciales y turísticas, además de hoteles y edificios antiguos.