El ministro de Interior advierte a los policías que los sabotajes se pagan con la expulsión del cuerpo

Jorge Fernández Díaz
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha informado de que la Comisaría General de Información de la Policía ha abierto una investigación para identificar al autor del sabotaje la pasada noche de unos 40 furgones de la Unidad de Intervención Policial (UIP) en las instalaciones de Moratalaz que amanecieron con las ruedas pinchadas.

Se trata de los vehículos que suelen utilizar las UIP, las Unidades de Intervención Policial, encargadas habitualmente de garantizar la seguridad y el orden en las manifestaciones y protestas callejeras y el boicot se produce horas antes de que se desarrollan las movilizaciones y manifestaciones que hay convocadas en contra de los últimos recortes del Gobierno.

En rueda de prensa en el Congreso, Fernández Díaz ha recalcado que se trata de un sabotaje «pequeño» –que tiene lugar la noche anterior a la manifestación de funcionarios convocada en Madrid– porque la acción no ha impedido la movilidad y la operatividad de las unidades de las UIP, y ha apuntado que «no es la primera vez» que se producen este tipo de actuaciones.

De hecho, ha indicado que en el pasado «alguna persona» hizo «algo parecido» y se le abrió el correspondiente expediente, siendo expulsado del cuerpo, pero no ha querido dar más detalles a este respecto, tal y como señala Europa Press.
«Estas cosas pasan en ocasiones. Ha habido precedentes, pero no debe tener más importancia», ha añadido el titular de Interior, quien, eso sí, ha insistido en que se va a intentar averiguar quién es el responsable de este nuevo sabotaje.
El Sindicato Unificado de la Policía (SUP) defenderá jurídicamente a los agentes que estén relacionados con el sabotaje a una treintena de furgones de las instalaciones de Moratalaz que esta mañana amanecieron con las ruedas pinchadas en el caso de que se les expediente por esta acción.

El SUP les defenderá

Por su parte el portavoz del sindicato, José María Benito, ha asegurado a Europa Press que no amparan, defienden ni justifican lo ocurrido en el centro policial de Moratalaz. No obstante, ha manifestado que entiende el «cabreo» de los agentes ante los recortes que aplicará al Gobierno.

«Nos parece que es un acto ilegal, lo que no quiere decir que con el cabreo que existe haya alguien que no sabiendo la repercusión de lo que hacía, haya llevado a cabo esta acción», ha afirmado, al tiempo que ha dicho que les defenderán jurídicamente si se les abre expediente.

De momento, la Jefatura Superior de Policía de Madrid ya ha iniciado una investigación interna para esclarecer los hechos ocurridos. En el caso de que los autores de los hechos fueran localizados, se les acusaría de un delito de estragos.

Los furgones ya han sido reparados, por lo que lo ocurrido no afectará al dispositivo que se desplegará para velar por la seguridad de la marcha