Rajoy anuncia su rendición incondicional ante Europa: sube el IVA, recorta el subsidio de desempleo y quita una paga a los funcionarios

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente del Gobierno ha presentado hoy en el Congreso el ajuste más duro de la democracia con un paquete de medidas que sigue a pie juntillas las recomendaciones de Bruselas de las últimas semanas. Subida del IVA, recorte en el subsidio por desempleo, incluso la eliminación de la paga de Navidad de los funcionarios, son algunos de los anuncios de Rajoy.

Las conclusiones de la pasada cumbre del Consejo Europeo mucho han tenido que ver en el amplio paquete de medidas con severos recortes para funcionarios, parados y dependientes y subidas de impuestos que ha presentado Mariano Rajoy ante los partido con el objetivo de ahorrar 65.000 millones de euros en los próximos dos años y medio.

De hecho, la intervención del presidente del Gobierno ha estado salpicada de continuas alusiones a esta cita y a los “acuerdos políticos emanados de la Cumbre” que, según Rajoy, ha establecido la necesidad de “trabajar sobre una agenda” basada en la consolidación fiscal, reformas estructurales y estabilidad financiera, entre otros puntos.

Unas imposiciones ante las que al líder del PP no le ha quedado más remedio que rendirse de manera incondicional. De hecho, tras anunciar que «aumentará tres puntos el IVA, del 18 al 21%» en el tipo general, y dos, del 8 al 10% el reducido, Rajoy ha asegurado que “yo soy el primero en estar haciendo lo que no me gusta».

«Dije que bajaría los impuestos y los estoy subiendo; no he cambiado de criterios, ni renuncio a bajarlos en cuanto sea posible, pero han cambiado las circunstancias y tengo que adaptarme a ellas» ha insistido el jefe del Ejecutivo en una clara referencia a la necesidad de cumplir con las recomendaciones de Europa.

Aquí no termina la subida de tributos, ya que Rajoy ha anunciado que en el Consejo de Ministros se aprobarán impuestos medioambientales, un impuesto sobre tabaco y la desaparición de deducción por la adquisición de viviendas, entre otras medidas.

En este plan de severos recortes también se incluye la reducción en “un 30% el número de concejales”, se fijará el sueldo de los alcaldes y se potenciará el poder de las diputaciones. En resumen, una reforma de las administraciones.

Con el objetivo de ahorrar en torno a 3.500 millones de euros, el Gobierno recortará un 30% el número de concejales y limitará el sueldo que perciben los alcaldes, nóminas que en algunos casos son exorbitantes. Además, Rajoy ha avanzado una «drástica reducción o eliminación de empresas públicas» y la delimitación de las competencias de cada administración para reforzar el “papel de las diputaciones para centralizar la prestación de servicios».

Tras esto, al dirigente popular le llegó el momento de confirmar lo era un secreto a voces desde la noche de ayer: los funcionarios públicos se quedarán sin la paga de Navidad. Una medida que el Ejecutivo “compensará” a partir de 2015 con la creación de un plan de pensiones privado para los funcionarios.

No obstante, los recortes a la Función Pública no acabarán ahí. El presidente ha adelantado también que se reducirán los moscosos (días de libre disposición) y que disminuirá el número de liberados sindicales, un anuncio que ha arrancado el aplauso de la bancada popular.

Estas son sólo tres pinceladas de un plan de ajuste, el más duro de la democracia, ante el que Mariano Rajoy ha querido dejar claro que si fuera por él no lo hubiera impuesto, pero que no le ha quedado más remedio que seguir los dictados de Bruselas.

Y es que, los 65.000 millones que se quieren ahorrar en dos años y medio se suman a los a los 27.000 que incluían los presupuestos y las medidas adoptadas por el Gobierno a finales de diciembre y a los más de 18.000 millones en disminución de gastos y subidas de ingresos puestos en marcha por las comunidades autónomas. El anterior Ejecutivo, liderado por el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, recortó 15.000 millones en dos años.

Junto a ellas hay toda una serie de ajustes que se resumen en los siguientes puntos:

Subida del tipo reducido del IVA del 8% al 10%

Subida del tipo general del IVA del 18% al 21%

Subida de los impuestos especiales-medioambientales

Supresión de la deducción por vivienda desde el 1 de enero de 2013

Supresión paga extra de Navidad a funcionarios y menos días libres (moscosos)
Reducción prestación de desempleo a partir del sexto mes

Reforma de las pensiones para elevar la edad de jubilación anticipada de 61 a 63 años

Se reduce un 30% el número de concejales

Recorte de 600 millones en el gasto de los ministerios

Recorte del 20% en subvenciones a partidos y sindicatos

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA