La monja ‘indignada’ llama a la huelga general indefinida

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Es una monja. Una monja benedictina, para más señas. Y una monja ‘indignada’, lo que la convierte en una de las religiosas más peculiares del país. Se trata de Teresa Forcades, que ya ‘saltó a la fama’ cuando denuncio la estafa que, en su opinión, realizó la industria farmacéutica con la gripe A y su vacuna. Ahora, esta ‘sor 15-M’ va un paso más allá y hace un llamamiento a la huelga general, pero indefinida, no de un día, una semana o un mes, con el objetivo de detener el país y que el Gobierno renegocie el contrato social.

Teresa Forcades, de la que dicen fue sancionada durante tres por El Vaticano se soltó la melena ‘revolucionaria, bueno más bien la toca, durante una entrevista en profundidad que le hizo vilaweb.cat, en la que esta religiosa se mostró a favor, que el colectivo 15-M, del modelo de Islandia,es decir dejar quebrar a los bancos y juzgar a los políticos responsables de la crisis.

Además, abogó por una movilización contundente “Y contundente quiere decir que si hay una huelga general, no es una huelga general de un día, sino de una semana, una huelga general de un mes …, o sea, se detiene el país. Se detiene hasta que el gobierno, de una forma pacífica, haya que reconocer que no puede gobernar más. Es ingobernable un país que se declara en huelga general seria. No de un día, sino indefinida, hasta que el contrato social se renegocie de nuevo”.

Teresa Forcades es licenciada en Medicina por la Universidad de Barcelona en el año 1990, En 1992 se trasladó a los EEUU donde completó la residencia en medicina en los hospitales de la Universidad de Nueva York (SUNY at Buffalo) y consiguió el título de especialista en Medicina interna (1995). Tras obtener una beca de la Universidad de Harvard con la ayuda de E. Schußler Fiorenza, se trasladó a Cambridge. Allí se graduó como Máster Divinitas con una tesis sobre las implicaciones filosóficas y los retos del diálogo multicultural, en relación a las teorías de C. Taylor y H.G. Gadamer.

Desde 1997, año de su entrada en el monasterio benedictino de Sant Benet (Barcelona), ha combinado sus tareas monásticas con el estudio de la medicina y la teología: obtuvo el doctorado en Salud Pública en la Universitat de Barcelona con su “análisis acerca de los retos y las oportunidades asociados a la introducción de las llamadas medicinas alternativas”. En el año 2005 también obtuvo la licenciatura especializada en teología fundamental, con una tesis sobre la Trinidad y la noción de libertad personal en G. Greshake y J. Zizioulas.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA