El cobro del IBI a la Iglesia divide al PSOE catalán

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La ofensiva que ha iniciado el PSOE para que la Iglesia pague el Impuesto de Bienes Inmuebles ha dividido a los socialistas catalanes. Mientras que el primer secretario del PSC y alcalde de Terrassa, Pere Navarro, la respalda, el regidor de Lleida, Ángel Ros, se opone.

La última propuesta de Alfredo Pérez Rubalcaba contra la Iglesia puede tener graves consecuencias en el PSOE de Cataluña. El ‘sector cristiano’ de la federación socialista se ha alzado en contra de cobrar el IBI a la institución católica a pesar de la buena acogida que esta medida ha despertado en los máximos responsables del PSC.

Así, mientras que Pere Navarro en RNE ha confirmado que como alcalde de Terrassa “vamos a pasar al cobro de este impuesto” si se aplica de acuerdo con la ley, su compañero de filas en la federación, el también regidor de Lérida, Ángel Ros, se ha posicionado en contra ya que “no resuelve el problema”.

Ros, reconocido católico y asiduo de misa, casi diariamente, rechaza que el PSC se centre en gravar a la Iglesia cuando podría hacerlo a los sectores de la sociedad que más tienen como las grandes fortunas. “Aquí es donde se ha de ir, no poner el foco en la Iglesia, sino en las grandes fortunas y las propiedades individuales», ha asegurado el alcalde de Lérida.

Y es que, sin quererlo, Rubalcaba ha vuelto a prender la llama de un PSC que aún clama por una mayor independencia del PSOE, sobre todo en las filas del grupo parlamentario en el Congreso, y que mira con recelo todo lo que proviene de Ferraz. No hay que olvidar que algunos aún no olvidan la derrota de Carme Chacón frente al secretario general de los socialistas en el cónclave para suceder a Zapatero.

Esta división latente en las filas de los socialistas catalanes se evidenciará en la ejecutiva que el lunes celebrará el PSC y en la que se estudiará cómo implantar en los ayuntamientos el cobro del IBI a la Iglesia.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA