El Supremo cita como imputados a Luis Bárcenas y Jesús Merino

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El magistrado que instruye el ‘caso Gürtel’ en el Tribunal Supremo ha citado a declarar en calidad de imputados provisionales, al senador y tesorero del PP, Luis Bárcenas, y al diputado Jesús Merino, para los próximos días 22 y 23 de julio respectivamente.

El magistrado Francisco Monterde explica en una resolución que el Alto Tribunal ya ha recibido la documentación relativa al caso que obraba en poder del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), y ha decretado el secreto sumarial, tal y como le había solicitado la Fiscalía.

El inicio de las investigaciones sobre la presunta implicación de Bárcenas y Merino en la trama corrupta comienza de esta manera sin que haya sido necesario que el tribunal elevara un suplicatorio al Parlamento, por su calidad de aforados. Este trámite no es necesario debido a que los propios Bárcenas y Merino manifestaron por escrito al tribunal su intención de declarar voluntariamente cuanto antes.

El pasado lunes, Monterde comunicó que había iniciado las diligencias previas contra los dos aforados por los presuntos delitos fiscal y de cohecho. En la causa, además, ha aceptado ya la personación del Ministerio Fiscal, la Abogacía del Estado y de los dos implicados.

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, quien inició el proceso, del que se inhibió más tarde, rechazó esta mañana hacer valoraciones sobre la decisión del Supremo. El magistrado declaró, tras clausurar el curso ‘Justicia y Derechos Humanos: de la frustración a la esperanza’ organizado por la Universidad Complutense de Madrid en San Lorenzo de El Escorial, que “no debo ni puedo hacer manifestaciones porque la ley me lo impide”.

Tras conocer la decisión del Supremo, las reacciones no se han hecho esperar. La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, lo calificó como una “buena noticia” porque los implicados pueden “por fin utilizar su derecho a defenderse” al acudir al declarar ante el Supremo. Este discurso fue generalizado entre otros dirigentes del PP, como Javier Arenas.
El tesorero del PP también se ha manifestado en el mismo sentido argumentando que podrá “explicarlo todo y contestar a cuantas cuestiones quieran tratar los jueces”, según señala Efe.

Por su parte, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, recomendó al PP, tras el Consejo de Ministros, que encuentre “un punto medio entre el manto de silencio y la descalificación sin tapujos” de la Justicia y el Ejecutivo socialista. En este sentido ha vuelto a hacer un llamamiento a respetar las decisiones judiciales, sean en el sentido que sean.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA