Las grandes inmobiliarias ven con optimismo el futuro del sector

Las inmobiliarias confían en que la situación del sector mejore en los próximos meses. Y no sólo por la aprobada modernización de los mecanismos de refinanciación de las entidades de crédito, sino porque el interés de los ciudadanos en la compra de viviendas va en aumento.

El G-14 -grupo compuesto por las principales inmobiliarias españolas- ve con buenos ojos el futuro, a pesar de que ninguno de sus miembros ha iniciado una obra nueva desde diciembre.

El optimismo proviene de un aspecto revelador: en los últimos dos meses el número de visitas a las oficinas de pisos pilotos ha aumentado.

Un dato que, según su presidente, Pedro Pérez, no se ha trasladado hasta el momento al volumen de venta de viviendas, pero que demuestra ”un interés por el producto que es el paso previo a la compra”. Este potencial repunte, con todo, ha de confirmarse. Y no basta, según Pérez, con que el Gobierno plantee propuestas como eliminar las deducciones a la vivienda a partir de 2011 a fin de aumentar el número de ventas, sino que pasa, en un primer estadio, por mejorar el acceso a la financiación. Y es que en la actualidad “se deniegan subrogaciones en VPO de manera abultada”, algo que no había ocurrido nunca hasta ahora en España.