Los peculiares ‘amigos’ del Movimiento 15M

El último candidato a esta mesa de oportunistas es el joven investigador de apariencia ‘alternativa’ Jérôme Emmanuel Roos.

15m
15m

En las últimas semanas, son cada vez más los grupos que se suman al carro de los ‘indignados’ para ganarse visibilidad mediática y, de paso, colar entre las reivindicaciones de los acampados sus propias ideas de cambio y progreso. Este parece ser el caso de algunos empresarios e investigadores vinculados con la Fundación Rockefeller.

El último candidato a esta mesa de oportunistas es el joven investigador de apariencia ‘alternativa’ Jérôme Emmanuel Roos, alto cargo de un ‘think tank’ vinculado estrechamente a los Rockefeller a través de un sustancioso patrocinio. Desde su residencia actual en Holanda, Roos ha lanzado la página web roarmag.org que pretende configurarse como la fuente informativa de referencia sobre las protestas contra el sistema que se repiten por toda Europa, con especial atención a los sucesos de España, Grecia y EEUU.

El nombre de la página guarda sintonía total con las reivindicaciones de los ‘indignados’, revista del rugido en español, y es el acrónimo de ‘Reflexiones de una revolución’, ya que el sitio web de Roos ofrece, además de información pura, análisis de diversos expertos. Es aquí donde entra en juego el oportunismo de este joven que, si bien podría pasar desapercibido por su estética entre los acampados de Sol, es la cabeza de la organización Breakthrough Europe, división europea del Breakthrough Institite de California, una de las múltiples organizaciones filantrópicas que sustenta la fortuna de la familia Rockefeller a través del Rockefeller Phillantropy Advisors.

La estética contestataria de RoarMag se ha desarrollado en colaboración con algunos creadores del grupo de acción Spearhead (Cabeza de Lanza, en español). Una asociación fundada por Roos entre otros y que se define a sí misma como “una organización sin fines de lucro que aboga por la creación de un mundo más justo y más sostenible”.

Una evolución que según el Breakthrough Institute (Instituto Punto de Inflexión, en español) ocurre “en pequeñas comunidades intelectuales” y que “cuesta generaciones conseguir”, razón por la cual la organización auspiciada por los Rockefeller promueve becas de investigación de verano. Mediante éstas, el propio Roos accedió a esta organización para después dirigir, junto a otros cinco investigadores la cabeza visible de la división de Breakthrough en el Viejo Continente.

Los dos postulados del Instituto de California casan a la perfección con algunas de las opiniones que sostienen los indignados en España y el resto de Europa, sin embargo sus postulados van más allá de las políticas verdes y sostenibles al incluir temas como el estudio de la seguridad nacional en EEUU y la política de lucha contra el terrorismo, cuestiones que están también en el punto de mira de algunos indignados.

Sin embargo, Roos no parece ser el único ‘infiltrado’ de los Rockefeller en las protestas del Movimiento 15-M. Según el blog Antiimperialista, el fundador de Jazztel, Martin Varsavsky, podría ser otro de los abanderados de la adinerada familia estadounidense en la Puerta del Sol.

El empresario de origen judío facilitó gratuitamente conexión wi-fi a Internet a los acampados de varias ciudades de España a través de un sistema de ‘foneras’ desarrolladas por la compañía de su propiedad Fon. El blog, de autores no identificados, señala que Varsavsky está presente en los órganos de mando de organizaciones ligadas a los Rockefeller como la Safe Democracy Foundation.

Lo que sí es constatable es la relación entre Varsavsky y Roos, que en alguna ocasión han ‘retwitteado’ artículos de opinión y de elogios a las acampadas del puño del uno y del otro para darles más protagonismo en la red de ‘microblogging’. Red en la que además se han fraguado gran parte de las protestas de los ‘indignados’.

A las donaciones de baños químicos del grupo Fersa y las declaraciones del presidente de Coca-Cola España, Marcos de Quinto, y la cofundadora de Inditex, Rosalía Mera, se suman ahora los intereses poco claros de estos dos individuos vinculados a una de las mayores fortunas de EEUU. Queda saber hasta dónde calarán sus ideas de desarrollo, ya que la sostenibilidad de Fersa, los objetivos de la Fundación Coca-Cola y la Fundación Paideia no parecen, de momento, haber tenido mucha repercusión sobre los acampados españoles.

Más información