La búsqueda de apoyos de Zapatero para salvar las cuentas públicas torpedea la gestión de Patxi López

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los esfuerzos de José Luis Rodríguez Zapatero para conseguir suficientes apoyos que salven las cuentas públicas de 2011 están torpedeando la gestión de Patxi López al frente del Gobierno vasco. El PNV ha puesto como condición el traspaso de las políticas de empleo al País Vasco por valor de 480 millones como condición a su respaldo, una transferencia que Patxi López ya está negociando con el Gobierno central y más concretamente con el vicepresidente tercero Manuel Chaves.

El presidente vasco lleva varios meses negociando con Chaves la transferencia de las políticas activas de empleo por un valor cercano a los 300 millones de euros. El PNV, sin embargo, quiere apuntarse un tanto aprovechando la falta de apoyos del Gobierno a unos presupuestos vitales para su continuidad y la estabilidad parlamentaria. Por ello, reclama unos 100 millones más para desarrollar esas políticas como condición para llegar a un acuerdo.

El presidente del Gobierno, en un claro mensaje de tranquilidad a los nacionalistas vascos, señaló ayer que está dispuesto a negociar traspasos en materia de empleo con el PNV, partido al que considera un socio preferente.

Hoy, en el inicio del curso político, Patxi López advirtió que su Gobierno “estará vigilante” para que la inevitable negociación entre el PNV y el PSOE no interfiera en sus gestiones con Chaves para conseguir las políticas de empleo. En este sentido, recordó a los nacionalistas vascos que «al final las transferencias se negocian y se hacen realidad en la comisión mixta, entre gobiernos».

La predisposición del PNV a salvar las cuentas del año que viene, como ya hizo el año pasado, no ha sentado bien a otros partidos de la oposición. Es el caso de CiU. El diputado catalán Felip Puig reclamó ayer al PNV que no apoyara los presupuestos para forzar elecciones anticipadas. Por su parte, el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Ridao, acusó al PNV de convertirse en el «equipo médico habitual» de Zapatero.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA