Los sanitarios, “esperanzados” tras el reproche de Bruselas a España por la precariedad en el sector

Médico en un quirófano
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Amyts celebra la decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de rechazar la sucesión de contratos temporales para cubrir plazas permanentes. Algo que también insta el PSOE. Un halo de luz se ha abierto en el cielo de la sanidad pública después de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea sentenciase duramente contra la precariedad laboral que sufren los profesionales sanitarios en España. Un dictamen que ha sido celebrado por la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts) y aprovechado por los partidos políticos para elevar la presión contra los contratos sucesivos que caracterizan al sistema sanitario.
 
De los primeros en mover ficha ha sido el Grupo Socialista, a través de una proposición no de ley en el Congreso de los Diputados. En ésta, el PSOE busca que el Parlamento presione al Gobierno para que modifique la legislación básica española, “en particular las cláusulas del Estatuto Marco del Personal Estatutario de los Servicios de Salud”, que permite la concatenación de contratos eventuales “para la cobertura de puestos de trabajo de naturaleza continua”, así como abordar “en el plazo de seis meses” la reducción de la actual tasa de temporalidad en el Servicio Nacional de Salud (SNS).
 
“En particular establecer un plan de actuación para que todas aquellas plazas con contratos concatenados de más de dos años sean reconocidas como plazas estructurales y se establezca un calendario de Ofertas Públicas de Empleo acorde a dicha situación por parte de cada Comunidad Autónoma”, reclaman los socialistas en la proposición no de ley.
 
Una propuesta más que necesaria después de conocer que la Organización Médica Colegial española calcula que tan sólo uno de cada dos médicos del SNS dispone de un contrato de carácter estable, dejando al resto con un contrato precario y una situación laboral deficiente, tal y como llevan denunciando los últimos meses los sindicatos.
 
Un escenario laboral que ha llevado a que el alto tribunal europeo manifieste que la sucesión de contratos temporales, sobre todo, en materia sanitaria es contraria al derecho comunitario. Decisión que es motivo de alegría para Amyts que se ha mostrado “esperanzada” ante el nuevo horizonte abierto. “Ahora, tras muchos años de lucha, por fin el viento sopla a favor”, celebran desde el sindicato apoyándose en las declaraciones del abogado Javier Arauz de Robles que trabaja con la organización.
 
“Siempre hemos creído que el abuso y la discriminación con la que estaban y están siendo tratados determinados empleados públicos temporales tenía fecha de caducidad, pues no tenía, ni tiene sentido alguno en una sociedad moderna y garantista, que debe proteger los derechos de los más débiles, siempre en el marco de una adecuada prestación de los servicios públicos sanitarios”, afirma Arauz de Robles.