Villar Mir dice que está imputado “por ser quien es” y compara su situación con la de la infanta Cristina

Juan Miguel Villar Mir, expresidente de OHL
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El expresidente de OHL y exministro de Hacienda Juan Miguel Villar Mir solicita que se archive su imputación en el caso ‘Son Espanes’. El ya expresidente de OHL Juan Miguel Villar Mir ha solicitado ante la Audiencia Provincial de Baleares que se archive su imputación en el caso ‘Son Espanes’. En un escrito que recoge Europa Press, el que fuera también ministro de Hacienda en el Gobierno de Carlos Arias Navarro considera que se dirigen acciones penales contra él “por ser quien es” y en base a “conjeturas imprecisas” “buscando lo que no existe”.
 
El empresario llega a comparar de forma velada su situación procesal con la de la infanta Cristina en el caso Nóos. “Se hace preciso recordar que la misma Fiscalía Anticorrupción” -querellante en el caso ‘Son Espases’- “en otros procesos sobradamente conocidos siempre mantuvo, con acierto, que no se es responsable por ser quien es ni por lo que se es, sino por lo que se hace. En suma, la misma tesis que defendemos aquí”, zanja.
 
La defensa de Villar Mir insiste en este sentido en que en el derecho penal español “y en el de cualquier país civilizado” no se castiga “por ser quien es” sino “sólo por lo que se hace o por lo que se omite”.
 
“No se encontrará ni una sola afirmación, ni una sola frase, en las declaraciones de los querellados, ni en las de los testigos, ni en un sólo documento, que refleje o contenga nada que suponga, siquiera con carácter indiciario, una acción de carácter penal [por parte de Villar Mir]. Y no se encontrará porque no ha intervenido en los hechos que relata el Ministerio Fiscal”, apunta en su escrito la defensa.
 
El representante legal del expresidente de OHL asegura que esta causa, incoada contra ocho personas por los supuestos amaños cometidos durante la construcción del hospital de referencia de Baleares -y ampliada posteriormente a su supuesta conexión con la reforma de la sede del PP nacional en Génova-, es “una verdadera ‘inquisitio generalis’” en la que sólo se concretan los hechos presuntamente delictivos para el resto, pero no para él.
 
El juez Castro ha dado traslado a las partes de la petición de archivo de Villar Mir para que, en un plazo de cinco días, se pronuncien sobre la pertinencia de sobreseer las investigaciones para el empresario.