Dirigentes del PP redoblan la presión para que Barberá dimita por ‘las buenas o por las malas’

Sede del PP
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

El PP presiona para que la exalcaldesa de Valencia dimita y que si no la hace Mariano Rajoy la obligue a dimitir. Dirigentes del PP están presionando desde primeras horas de la mañana para que la  exalcaldesa de Valencia Rita Barberá ddeje su cargo de senadora y que si no la hace voluntariamente Mariano Rajoy la obligue a dimitir, después de que el Tribunal Supremo le haya abierto una causa penal por presunto blanqueo blanqueo de capitales en el marco de la ‘Operación Taula’.
 
El más contundente, a estas horas, ha sido el candidato a lehendakari del PP vasco, Alfonso Alonso, quien ha afirmado que, si la senadora del Partido Popular Rita Barberá “no toma una decisión adecuada hoy, la tendrá que tomar la dirección del partido”.
 
Lo ha hecho en una entrevista concedida a Onda Vasca, recogida por Europa Press, en la que ha destacado el perjuicio electoral que supone para el PP vasco, en plena precampaña para lss autonómica, una noticia como está.
 
Alonso ha reconocido que a los populares vascos “les causa gran disgusto” este asunto. “Venimos trabajando desde hace muchos años y lo cierto es que esas noticias vienen de fuera, pero nos golpean como un mazo”, ha apuntado.
 
Por ello, ha señalado que espera que este miércoles “haya una reacción clara”, y ha añadido que Rita Barberá “tiene que pensar en el partido en el que ha militado tanto tiempo y tiene que tomar una decisión hoy”.
 
También el ministro de ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación en funciones, José Manuel García-Margallo, metió prisa tanto al partido como a Rita Barberá para tomar una decisión que considera debe anunciarse esta misma mañana.
 
Y después dijo estar  “absolutamente seguro de que Barberá hará lo que crea más conveniente para el partido”, recalcando que a pesar de que “está muy herida no hará nada que perjudique al partido ni nada que perjudique a Mariano Rajoy con quien mantiene una gran amistad”.
 
Pero, a pesar de que quiso dar la sensación de que la pelota, es decir la decisión de dimitir, está en el tejado de Barberá, también  aclaró Margallo que “el documento con Ciudadanos lo vamos a cumplir”, insinuando que si no dimite le harán dimitir, ya que “el partido cumple sus compromisos y honra su palabra.