Cifuentes responde a las “feroces” críticas de Ciudadanos: “¿No estáis cansados de colgaros medallas?”

Ignacio Aguado, líder de Ciudadanos en la Comunidad de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La presidenta regional muestra estupefacción por el discurso crítico de Ignacio Aguado, que ha sido elogiado por miembros de Podemos. El debate del estado de la región de Madrid vive este jueves la jornada de réplicas al discurso realizado ayer por la presidenta Comunidad, Cristina Cifuentes. Las diferentes formaciones que están representadas en el parlamento madrileño responden a lo largo de esta mañana a lo dicho por la presidenta regional. El primero en subir al estrado ha sido Ignacio Aguado, líder de Ciudadanos en la Comunidad de Madrid, partido en el que se apoya el Partido Popular de Cifuentes para llevar a cabo su gobierno.
 
Sin embargo, el hecho de haber pactado un acuerdo de investidura entre ambas formaciones y el apoyarse mutuamente en la mayoría de las votaciones de la Asamblea no ha sido óbice para que Ciudadanos criticara con firmeza el discurso de Cristina Cifuentes y las políticas realizadas por su gobierno a lo largo de este primer año de mandato. Ignacio Aguado ha lamentado que Cifuentes no hiciera “nada de autocrítica” durante su exposición y le ha acusado de decir solamente “medias verdades”.
 
“Digas las cifras buenas y malas, señora presidenta. Diga que uno de cada cuatro contratos que se firma en Madrid no supera los siete días de contrato. Diga que más de la mitad de los contratos son temporales” ha pedido el representante de Ciudadanos al mismo tiempo que ha despreciado el dato del crecimiento económico aportado por Cifuentes porque “a los 421.000 parados que hay en la Comunidad de Madrid les importa poco ese porcentaje del 3,4%”.
 
La presidenta se ha mostrado estupefacta ante las constantes críticas realizadas por la formación naranja: “Cualquiera diría que tenemos un acuerdo de investidura después de escuchar sus feroces críticas”, ha respondido Cifuentes, quien lamenta que los elementos constructivos en el discurso de Aguado “han sido muy escasos”.
 
La presidenta de la Comunidad asegura que la autocrítica la hace permanente en el trabajo diario, “pero si el balance es relativamente positivo, tendré que decirlo. He venido a poner en valor el inmenso trabajo que se ha hecho en el último año. Queda mucho por hacer y no estamos satisfechos. Pero Madrid encabeza en España el crecimiento económico y de empleo. ¿Usted quiere que obviemos eso?”.
 
Ignacio Aguado ha asegurado que el acuerdo de investidura se debe a “la responsabilidad de Ciudadanos con los madrileños y españoles de regenerar la política, y eso empieza por obligarles a regenerarse y a hacer nueva política […] Ustedes no son nueva política. Son el PP. El PP de Bárcenas. El partido imputado por corrupción. Son los de Soria. El partido de los recortes. Y espero que no se les olvide nunca a los madrileños”.
 
Respecto a los éxitos enunciados por Cifuentes, Aguado asegura que en realidad corresponden a la presión y a la política de Ciudadanos. La formación naranja es responsable de los triunfos conseguidos porque “el Partido Popular no tiene una estrategia de empleo. No saben a dónde nos llevan. Qué modelo productivo quieren. Son muy de hacer planes, pero que siempre acaban en el cajón”, critica Aguado, que ha pedido a la presidenta que se “apropie de nuestras medidas. No nos importa. Pero póngalas en marcha”.
 
Cifuentes se ha mostrado visiblemente afectada con esta actitud y con la coletilla ‘Ciudadanos ha conseguido…’ enunciada en repetidas ocasiones por el señor Aguado. La presidenta de la Comunidad pregunta a los representantes de Ciudadanos si “¿no están cansados de estar todo el día intentando colgarse medallas por todo?”.
 
“No fue ninguna imposición de Ciudadanos, sino una serie de cesiones mutuas que podían repercutir positivamente a Madrid.  Juntos hemos construido un camino útil para los madrileños” ha asegurado Cifuentes, antes de añadir que muchas de las medidas adoptadas en este año de gobierno iban dentro del programa electoral del PP: “La supresión de los aforamientos, las listas abiertas o el abono transporte para menores de 26, por ejemplo, iban dentro del programa del Partido Popular, y no de Ciudadanos”.
 
Ignacio Aguado ha continuado con un discurso considerablemente crítico con el Ejecutivo de Cifuentes, que ha recibido incluso la valoración positiva de diputados de Podemos. Ciudadanos ha detallado su posición y su juicio respecto a sectores principales de la Administración: La Sanidad y la Educación. Aguado ha asegurado que “se acabó lo de nombrar a dedo a los gerentes de hospitales. Queremos mayor transparencia en el sector de la Sanidad para que los ciudadanos puedan elegir con mayor libertad”, así como ha pedido la ayuda del socialista Ángel Gabilondo para realizar “un gran pacto por la educación que impida tener que cambiar la ley cada cuatro años”. Además, ha destacado que las políticas sociales son la gran debilidad de Cristina Cifuentes: “Ustedes, los del PP, entienden esa política como caridad, y no por derechos”.
 
La presidenta niega la mayor y ha criticado que Ciudadanos exija en Madrid lo que no exige en Andalucía: “Madrid tiene la mejor sanidad de España. Me sorprende que aquí apoye un monográfico sobre la Sanidad, y en Andalucía no, donde – irónicamente – la Sanidad funciona a las mil maravillas”.  Sobre las políticas sociales, Cifuentes ha asegurado que las entiende como derechos, no como caridad, y ha vuelto a poner la Comunidad liderada Susana Díaz como ‘mal’ ejemplo: “En la atención a la discapacidad, Madrid es la única donde es gratis. Madrid es una de las pocas comunidades autónomas donde la renta mínima es reconocida como un derecho subjetivo. ¿Saben lo que hacen en Andalucía? Aplican una renta mínima y al de un tiempo se la retiran. Aquí no”.  
 
El pacto de Ciudadanos con el PSOE en Andalucía ha estado presente a lo largo de las réplicas, como arma arrojadiza de Cristina Cifuentes hacia Ciudadanos. Algo que la formación naranja ha lamentado porque de esa forma consideran que la presidenta se fija en las Comunidades “que vienen por detrás”, y no en “las mejores”.