Mayor Oreja se apoya en Rouco para hostigar a Rajoy

El eurodiputado del PP mantiene, más vivo que nunca, su enfrentamiento con Rajoy por la política antiterrorista o las víctimas. Un combate en el que Jaime Mayor Oreja ha buscado un aliado en la figura de Antonio María Rouco Varela que ha elegido al dirigente popular como pregonero de la Semana Santa en Madrid.

El presidente de la Conferencia Episcopal Española ha lanzado un guiño a Mayor Oreja en su objetivo de tratar de demostrar a Rajoy su influencia en las filas democristianas del PP y lograr así que radicalice su discurso en temas como ETA. Para ello, la Archidiócesis de Madrid, que preside el propio Rouco Varela, ha nombrado al eurodiputado como el encargado de dar mañana el tradicional pregón de la Semana Santa en la Catedral de Santa María la Real de la Almudena.

Un acto de gran importancia para la institución eclesial que otorga un protagonismo de relevancia al propio eurodiputado y le sitúa como un dirigente popular muy a tener en cuenta por el presidente del Gobierno ya que puede convertirse en el líder que necesita el sector católico del PP tras la muerte de Antonio Fontán hace unos años.

Y es que este corriente del partido se encuentra sumida en una división interna que fue aprovechada por la división más ‘radical’, representada por el ya expresidente de la Asociación Católica de Propagandistas, Alfredo Danigno, para apoyar la candidatura del partido ‘Libertas’ al Parlamento Europeo en unas elecciones a las que se también se presentaba Mayor Oreja como candidato.

Una escisión de este sector del PP que aún continúa ante la falta de un nuevo un Fontán que recoja su legado y deje atrás esta etapa. Un referente que podría ser el propio Mayor Oreja.

Para lograr este objetivo, con el que el eurodiputado se vería legitimado para imponer a Rajoy un discurso más duro en temas relacionados con el País Vasco, además del guiño que ha logrado de Rouco, el popular ha creado la Fundación Valores y Sociedad. Una institución nacida hace unas semanas y que ha hecho suyo el discurso de Benedicto XVI ante la crisis económica.