‘El País’ pide a Pedro Sánchez “afinar” sus mensajes y olvidarse de los tuits y eslóganes

Pedro Sánchez, secretario general del PSOE
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El diario de Prisa afirma que “las expectativas generadas” por el líder del PSOE “tienen que traducirse en un proyecto concreto”. El País ha pedido al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que traduzca las “expectativas generadas” en “un proyecto concreto”. En su editorial de hoy, el diario de Prisa destaca que “una de las tareas que Sánchez debería plantearse con urgencia es la de afinar sus mensajes” tras “errores” como sugerir la desaparición del Ministerio de Defensa o la organización de funerales de Estado para las víctimas de la violencia de género.

“Los asuntos complejos”, continúa este periódico, “no pueden explicarse bien con tuiteos o frases que parecen eslóganes”. Unas fórmulas que el líder socialista usa “en exceso”.

Y es que, para El País “la actuación de Pedro Sánchez ha generado considerables expectativas por lo que implica de cambio generacional y de lenguaje más cercano a una sociedad que había perdido confianza en ese partido”. Todo en apenas tres meses en la secretaría general del PSOE, lo que para este diario “es un periodo excesivamente corto para cambiar el software socialista”.

El líder socialista “tiene pendiente la clarificación de sus planes políticos, a sabiendas de que la indignación y la inquietud por la sensación de fragilidad económica e institucional dejan poco margen de espera, en vísperas de un año electoral”, destaca el periódico de Prisa.

Una tarea nada fácil, ya que Sánchez “necesita, a la vez, darse a conocer a sí mismo, potenciar a un equipo y concretar un proyecto”. “Se mostró pugnaz en su primer debate parlamentario en serio, el de los Presupuestos para 2015, que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, pretendió solventar con el inclemente recurso de menospreciar al oponente e incluso de acusarle de no haber controlado Caja Madrid”, asegura El País en su editorial.

Asimismo, el contexto europeo tampoco “ayuda mucho al PSOE”. “En general”, explica el diario, “la socialdemocracia vive en un estado de dudas y divisiones en los países más afectados por la crisis económica. En España, el desgaste del Gobierno ofrece indicios susceptibles de facilitar el paso a una alternativa, y el PSOE es un partido que no rehúye las responsabilidades de gobierno”. El problema que tiene ante sí Sánchez se centra “en recuperar el pacto con las clases medias y trabajadoras que en otros tiempos fueron su electorado natural, definiendo mejor cuáles son las razones por las que los votantes perdidos pueden confiar de nuevo en este partido”.

Y todo, recuerda el periódico, “cuando queda poco más de un año hasta las elecciones generales” y con la “incógnita catalana”. Antes de decidir quién será el próximo inquilino de La Moncloa, se celebrarán los comicios municipales y autonómicos en los que el PSOE podría situarse como la primera opción de centro-izquierda, “un espacio muy disputado por movimientos asambleístas frente a fuerzas políticas que, como la socialista, defienden la democracia representativa”.