Aguirre llama ‘heroína’ a Teresa Romero frente a las críticas de la Consejería de Sanidad

Esperanza Aguirre, presidenta del PP de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La presidenta del PP de Madrid pide que se identifiquen los errores cometidos en la crisis del ébola para “depurar” las responsabilidades políticas pertinentes. Esperanza Aguirre se ha mostrado hoy crítica, aunque no de forma directa, con la gestión que ha hecho la Consejería de Sanidad madrileña de la crisis del ébola. La ‘lideresa’ ha aprovechado su artículo semanal de opinión en ABC para ensalzar a Teresa Romero, la auxiliar de enfermería contagiada con el virus tras atender al misionero Manuel García Viejo, a la que incluso llega a llamar ‘heroína’. Unas palabras que contrastan con las del consejero Javier Rodríguez de hace unos días, cuando acusó a la sanitaria de mentir sobre el contagio.

La presidenta del PP de Madrid ha decidido actuar de forma totalmente opuesta a la Consejería de Sanidad regional y se ha situado del lado de los profesionales sanitarios en la crisis del ébola. Concretamente, ha aprovechado el altavoz que le brinda cada semana el diario para poner en valor el trabajo de la auxiliar y sus compañeros, algo que algunos observadores ven como un intento de anotarse un punto frente a los electores ante su posible candidatura a la alcaldía de la capital en los comicios de 2015.

Lo cierto es que Aguirre dice en su artículo, que titula ‘Heroicos médicos y enfermeras’, que ha echado de menos que “se levanten más voces que pongan el acento en las actuaciones de médicos, enfermeras y otro tipo de personal sanitario”, que para ella han tenido un comportamiento “ejemplar y heroico”.

Para la ‘lideresa’, es importante reconocer la labor de los profesionales que atendieron a los dos misioneros españoles contagiados en África, a los que también tilda de “héroes” por estar “en primera línea” ayudando a los ciudadanos de los países “azotados por esta terrible enfermedad”, porque “se presentaron voluntarios” para intentar curar a los religiosos “aun sabiendo que el riesgo de contagio nadie puede garantizar que esté eliminado del todo”.

Estos sanitarios, dice Aguirre, “pertenecen a un selecto grupo de profesionales que, a lo largo de la historia, han ayudado a sus semejantes en la enfermedad y, además, han hecho progresar la medicina gracias a su trabajo y generosidad, aun con riesgo de sus propias vidas. Y tras ello muestra su “agradecimiento sin reservas” a Teresa Romero por “su comportamiento abnegado y generoso”.

La expresidenta de la Comunidad de Madrid afirma que es “probable” que en la gestión de la crisis del ébola se hayan “cometido errores” por parte de los responsables políticos y de los propios profesionales de la medicina, por lo que insta a “identificar” dichos errores para proceder después a “depurar” las responsabilidades pertinente.

Aguirre finaliza asegurando que la “enseñanza positiva” de esta situación es que “son muchos los médicos, enfermeras y auxiliares que han tenido y están teniendo un comportamiento ejemplar, abnegado, valiente, generoso y heroico”, y dice que aunque en España “podemos cometer muchos fallos” son personas como estos profesionales las que hacen “mantener el optimismo en el futuro de nuestra Nación”.