Las enfermeras critican la escasa formación: “En Médicos Sin Fronteras el entrenamiento es de dos semanas”

Personal médico preparándose para tratar enfermos de ébola
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Asociación Madrileña de Enfermería Independiente (AME) avisa que no va a permitir que “se eche la culpa a una profesional” del contagio del ébola. Las enfermeras han cargado una vez más contra el Ministerio de Sanidad y la Consejería de Sanidad de Madrid por la escasa formación que se dio a los profesionales encargados de atender a los religiosos enfermos de ébola que fueron repatriados desde África. Según ha dicho Alda Recas, vicepresidenta de la Asociación Madrileña de Enfermería Independiente (AME), “No ha habido formación ni entrenamiento adecuado”, por lo que “no vamos a permitir que se le eche la culpa a una profesional” del contagio del virus.

En una intervención en el programa ‘Al Rojo Vivo’ de laSexta Recas ha explicado que “en abril, cuando cierran el Carlos III, ponen como hospital de referencia La Paz. En ese momento los profesionales sanitarios piden formación una y otra vez a todos los organismos” y ahora que han tenido que atender a pacientes con ébola “les han dado un entrenamiento de 45 minutos como máximo”.

Esto contrasta con lo que hace Médicos Sin Fronteras, que lleva años luchando contra esta y otras enfermedades en África. Según la responsable de AME, la organización humanitaria da cursos de “dos semanas” para enseñar cómo ponerse y quitarse el traje de aislamiento, y “lo hacen con pintura para que veas si te tocas o no la cara”.

Algo no se ha hecho aquí, ha denunciado Recas, que ha criticado la “improvisación” de las autoridades a la hora de gestionar la crisis del ébola. “Esto es un circo”, ha llegado a decir la representante de las enfermeras, que ha afirmado que a las personas que estaban de vacaciones y debían atender a los religiosos “les enseñaron a ponerse el traje minutos antes de entrar a ver a los pacientes”.

Además, ha pedido “sensatez” ante las constantes informaciones sobre la vida personal de la auxiliar contagiada, Teresa Romero, porque existe una Ley de Protección Al Paciente que se está incumpliendo.

Por último, sobre las acusaciones vertidas por el consejero de Sanidad madrileño, Javier Rodríguez, contra la auxiliar Recas se ha preguntado si esto “es un manejo serio de un caso de ébola” y por qué el responsable se expresa así sobre una profesional cuando “nunca ha querido escuchar” al colectivo. “Esto no puede contarse”, ha sentenciado.