La Policía desaloja por la fuerza a los manifestantes y se lleva a Excálibur

Excálibur, el perro de la enfermera contagiada de ébola
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Altercados entre la Policía y los animalistas que se oponen al sacrificio del perro. Los manifestantes concentrados ante el domicilio de la enfermera Teresa Romero, infectada por el virus del ébola, no han podido evitar que se llevaran a Excalibur, al perro del matrimonio para sacrificarlo.

Operarios de la Comunidad de Madrid han procedido al traslado del perro de la enfermera infectada por ébola, mientras que la Policía ha desalojado por la fuerza a los manifestantes que se concentraban ante la vivienda para oponerse al sacrificio del animal.

Minutos antes de que se produjeran estas escenas el marido de la auxiliar de enfermería, Javier Limón, había dicho que “Excalibur es uno más de la familia” y pidió en antena que no lo sacrifiquen, “sería un grave error de las autoridades. Estamos en el foco internacional, y lo han dicho los expertos, sería una oportunidad para estudiar el caso del ébola”.

Sobre si su esposa sabe que van a sacrificar a Excalibur, Javier Limón dice que había intentado que no lo supiera, “ya que en el estado en el que está se entera y le da algo”, pero asegura que Teresa se ha enterado hoy de que querían sacrificar a su mascota viendo las noticias y lo primero que me ha preguntado es qué le va a pasar al perro. “Como le pase algo al perro, a ella le da algo”, insistió.