La Comunidad pone en marcha el protocolo para sacrificar a Excalibur

Excalibur, perro de la enfermera contagiada por el ébola
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Defensores de los animales continúan ‘acampados’ frente a la vivienda para intentar detener el sacrificio de la mascota de la enfermera contagiada por ébola. El protocolo previsto para sacrificar ‘Excálibur’, el perro de la enfermera contagiada por el virus del ébola, ya está en marcha, cumpliendo las órdenes cursadas por las autoridades sanitarias de la Comunidad de Madrid.

Según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid a la agencia Efe, las autoridades tienen permiso para entrar en la casa de Teresa Romero gracias a la acreditación que el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Madrid ha concedido a las autoridades sanitarias.

Hacia las 8.30 de la mañana llegó a la urbanización un camión del que se bajaron dos personas con monos blancos, aunque con las manos y caras descubiertas. También llegó en un pequeño remolque una urna de cristal. Asimismo, acudieron a la zona bomberos del Ayuntamiento de Alcorcón y de la Comunidad de Madrid y posteriormente una dotación de Emergencias de la Comunidad de Madrid 112.

El jefe de dotación de bomberos de la Comunidad de Madrid, Juan Carlos Martínez, también concejal de Los Verdes en el Ayuntamiento de Alcorcón, criticó en declaraciones a Servimedia el procedimiento que se está siguiendo, ya que indicó que la normativa autonómica de emergencias obliga a que haya una unidad de riesgos NBQ y a esa unidad nadie la ha llamado.

Sí se llamó a los Bomberos de la Comunidad para que se presenten y evalúen la situación. En la zona se encuentran nueve agentes de policía, entre nacionales y locales, tres vehículos patrulla de la Policía Nacional y dos de la Local.

Frente a la urbanización hay unos 50 activistas defensores animales, que hicieron guardia por turnos durante toda la noche. Desde el exterior de la urbanización se observa aparente tranquilidad en la entrada y salida de vehículos.